cash

Domingo, 28 de octubre de 2007

EXPOFRUT ADQUIRIO MOñO AZUL

Retroceso del capital nacional

Una de las principales firmas del capital supermercadista europeo compró una de las empresas integradas más tradicionales de la fruticultura del Alto Valle del Río Negro.

 Por Claudio Scaletta

La noticia viene del sur, aunque sería erróneo considerarla “regional”. Ocurrió en uno de las complejos agroindustriales más importantes del país: el circuito frutícola, cuyas exportaciones rondan los 1000 millones de dólares. Esta semana se conoció que Expofrut, la filial local del gigante transnacional Univeg, una de las principales firmas del capital supermercadista europeo, adquirió una de las empresas integradas más tradicionales de la fruticultura del Alto Valle del Río Negro: Moño Azul.

De acuerdo con las declaraciones de Aduana, Expofrut controla el 18 por ciento del volumen de las exportaciones argentinas de pepita, Moño Azul el 7. Los empresarios del sector consultados por Cash hablan de otros números. La empresa adquirente es líder en el mercado frutihortícola de exportación y comercializa el 32 por ciento de la fruta, no solo las peras y manzanas de la Norpatagonia, sino también uva de mesa producida en San Juan y Salta, cítricos en Tucumán y el NEA, y ajos y cebollas, entre otro productos. También es importadora de bananas, que el grupo produce en otras latitudes. La segunda, además de exportadora, es una de las líderes en la comercialización de peras y manzanas en el mercado interno. Las estimaciones preliminares sostienen que tras la adquisición conocida esta semana, una sola firma podría llegar a controlar el 40 por ciento del mercado frutícola argentino, interno y externo.

Expofrut podría llegar a controlar el 40 por ciento del mercado frutícola argentino, interno y externo. Foto: Guadalupe Lombardo.

La noticia fue recibida con alarma por los productores independientes, que venden su producción a los empacadores-comercializadores. Sin dudas, la fusión empresaria consolida la figura del oligopsonio y constituye un nuevo hito en la progresiva pérdida de poder de negociación de los actores más débiles, disminución de poder que se perfecciona con el sistema de comercialización de la producción primaria “en consignación”. Pero no solo existe preocupación entre los productores, la alarma se extendió también a los proveedores de insumos, que no dejarán de sentir los efectos del mayor poder de mercado.

A las consecuencias inmediatas expuestas, se agregan algunas tendencias mundiales y nacionales. En el circuito frutícola existen dos tipos principales de empresas integradas, cuyo eje de diferenciación se encuentra en “la dirección de la integración”. Es decir, su actividad productiva se extiende por todos los eslabones del negocio, producción primaria (aunque también adquieran fruta de terceros), empaque, frío y comercialización local e internacional. Expofrut es un caso típico de integración “de arriba hacia abajo”. Aunque con el nombre de Expofrut se originó en el mercado local, fue adquirida en los ‘80 por el grupo italiano Bocchi, también de origen supermercadista, grupo luego absorbido por un grupo mayor, Univeg. Moño Azul, en cambio, era el ejemplo contrario, el de una firma cuyas familias fundadoras comenzaron en la producción primaria para luego “subir” en la integración hasta llegar a la comercialización. Expofrut es capital transnacional; Moño Azul, nacional.

Una lectura simple, entonces, es la progresiva desnacionalización de la propiedad de las empresas y su transnacionalización. El fenómeno no es exclusivo de la frutihorticultura, sino que se extiende a todas las ramas de la economía. En el caso de los mercados agroalimentarios, sin embargo, existe una característica propia: el proceso es progresivamente conducido, en la cúspide, por el capital supermercadista de los mercados de destino. Para el resto de las empresas, el desafío consiste en cómo acomodarse en esa tendencia.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Claves

Durante el período enero-septiembre de 2007, las exportaciones de frutas frescas fiscalizadas por el Senasa fueron de 1,4 millón de toneladas por 789,3 millones de dólares, mostrando un incremento del 22 por ciento en divisas y del 13 por ciento en volumen respecto de los envíos del mismo período de 2006.

La Secretaría de Agricultura informó que, en el marco del Componente Más Terneros del Plan Ganadero Nacional, se aprobaron 56 nuevos Planes de Desarrollo Productivo destinados a productores de Río Negro, Entre Ríos, Santiago del Estero y San Luis.

La producción lechera caería el 10 por ciento en 2007. Hasta el momento, la baja también alcanza a las exportaciones, que entre enero y agosto disminuyeron un 24 por ciento en volumen y 13 por ciento en divisas.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.