cash

Domingo, 4 de mayo de 2008

AGRO > FUERTE SUBA DE LAS EXPORTACIONES DEL COMPLEJO VITIVINICOLA

El boom sigue firme

Los despachos de vino y mostos crecieron 32 por ciento el año pasado respecto del anterior. El malbec es el estandarte de la penetración argentina en el mercado mundial.

 Por Claudio Scaletta

Como ocurre desde fines de los ’90, el complejo vitivinícola continúa en pleno boom de crecimiento, tanto a nivel de producción como de exportaciones. Las cifras difundidas por el Instituto Nacional de Vitivinicultura muestran que en 2007 las ventas al exterior, con 656,2 millones de dólares, registraron un impresionante crecimiento interanual del 32 por ciento en divisas. En cantidades, con poco más de 5 millones de hectolitros, la expansión fue del 22,8 por ciento. Del total exportado, 3,6 millones de hectolitros fueron vinos. El resto mostos, con una participación muy marginal de los jugos de uva.

El 55,1 por ciento de los vinos enviados al exterior fueron sin denominación varietal y el 44 por ciento, varietales. El resto, menos del 1 por ciento, fueron fundamentalmente “espumosos”. No obstante, si se mide en valor, los varietales representaron prácticamente el 80 por ciento de los ingresos. Los principales mercados de destino fueron Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Rusia, Brasil y Paraguay. El origen provincial de la producción exportada fue el 80,5 por ciento de Mendoza, el 16 de San Juan, el 2,3 de La Rioja y 0,7 de Salta. El 0,5 por ciento restante correspondió a Catamarca, Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires.

Si se pone la lupa en la composición de las exportaciones, se encuentra que los varietales crecieron el 35,3 por ciento en divisas. De ellos, el 72 por ciento fueron vinos de “color”, los que en 2007 crecieron el 44,3 por ciento interanual. La variedad más exportada fue el Malbec, con 26 por ciento del total, seguida por el Cabernet Sauvignon, 13 por ciento, y el Chardonnay, 11 por ciento. Las ventas de vinos no varietales también crecieron, pero menos: el 16,9 por ciento interanual en volumen, aunque sólo el 3,7 en valor FOB.

A grandes rasgos lo que se observa es que, sin abandonar los mercados de menor valor, la vitivinicultura argentina continúa una reconversión exportadora basada en los vinos varietales, entre los que se destacan los tintos, y entre ellos el Malbec, el estandarte local en el exterior. Esta reconversión no sólo tiene que ver con decisiones de la oferta argentina, sino con transformaciones en el mercado mundial, donde la demanda crece y también se estandariza. Además, según dijo a Cash Guillermo Barzi, vicepresidente de Bodegas de Argentina, las condiciones macroeconómicas de los ’90 favorecieron un importante ingreso de capitales a la actividad. Aunque la contracara fue la transnacionalización de muchas empresas locales tradicionales, ahora en manos de igualmente tradicionales casas europeas y también chilenas, el proceso implicó una modernización y transformación productiva. Los locales que quedaron junto a las firmas multinacionales “tuvimos que aprender a producir el vino que le gusta al mundo”, destacó Barzi.

La presencia de las casas europeas también fue clave en la difusión de los vinos argentinos en el exterior. A ello se sumó que, a diferencia de otros circuitos productivos, el vitivinícola supo unirse. Las tareas conjuntas, que significaron el aporte económico de todos los eslabones de la cadena productiva, fueron la promoción de la actividad y, fundamentalmente, de las exportaciones. Cuando llegó la devaluación ya estaba todo listo en materia productiva. “Habíamos hecho la modernización y aprendido en el mercado interno, las condiciones fueron óptimas para largar.” Desde entonces las exportaciones crecieron a razón del 20 por ciento anual, pero en 2007 el salto fue más importante. ¿La predicción? “Esto va a seguir, los 1000 millones se alcanzarán antes de lo planeado”, concluyó el bodeguero.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El 55,1 por ciento de los vinos enviados al exterior fueron sin denominación varietal.
Imagen: Daniel Jayo

Claves

Por el lockout del agro, la industria aceitera procesó en marzo la mitad de los granos de soja molidos en el mismo mes de 2007.

China incrementará sus compras de aceite de palma debido a la escasez mundial del derivado de soja, cuya menor oferta se explica principalmente por el lockout argentino, destacó la publicación especializada Oil World.

Con 59,8 millones de dólares, las exportaciones avícolas crecieron 58 por ciento interanual en el primer trimestre de 2008, informó el Senasa.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.