cash

Domingo, 11 de enero de 2009

FINANZAS > ALTERNATIVAS FINANCIERAS CON CHEQUES DE PAGO DIFERIDO Y FIDEICOMISOS

Perfil conservador

Atractivas tasas de interés en pesos ofrecen opciones de escasa volatilidad con los cheques de pago diferido y fideicomisos. El volumen de esas operaciones ha estado aumentando en el mercado bursátil.

 Por Cristian Carrillo

La crisis tiene también un menú para los inversores más conservadores. En momentos de elevada incertidumbre ese tipo de ahorristas busca alejarse de los mercados de riesgo, aunque sin perder rentabilidad. Los cheques de pago diferido, las cauciones y los fideicomisos financieros –y en menor medida los plazos fijos– son una manera de aprovechar la suba de tasas de interés que condujo la situación de iliquidez internacional. Ese menú de opciones ofrece rentas de 10 al 30 por ciento anual. En esa línea la ANSeS buscó dar un nuevo golpe sobre el costo del dinero licitando plazos fijos en el sistema bancario, con lo que redujo a la mitad el spread (diferencia entre puntas) a 2,6 por ciento entre las colocaciones oficiales y los créditos privados.

La retracción en las colocaciones a plazo –en diciembre pasado se fueron 500 millones de pesos más de los bancos– no significa necesariamente que nadie esté aprovechando el escenario actual de tasas altas. A contramano de la operatoria en bonos y acciones, los negocios en activos menos volátiles y con un rendimiento prefijado de antemano se mantuvieron firmes. Las cauciones bursátiles y los cheques de pago diferido son los que mejor respondieron al escenario de elevada volatilidad.

El volumen de cheques operados en diciembre en el mercado primario ascendió a 2197 por un monto de 60,6 millones de pesos, lo que representa un alza de 35 por ciento frente al mes previo. El ChPD es una orden de pago librada a una fecha determinada contra una entidad autorizada. Las tasas de interés que otorgan estos instrumentos pasaron en ese lapso de 29,8 a 25,0 por ciento en promedio de los distintos plazos, luego del máximo histórico de noviembre. La pequeñas y medianas empresas son las que más hacen uso de estas herramientas para financiarse y se lo considera un paso previo para que salgan a cotizar en bolsa.

La inmovilización de los fondos para el caso de los cheques va de uno a doce meses. Para colocaciones más cortas se puede optar por las cauciones bursátiles. Estas permite colocar dinero de 7 a 120 días a interés fijo: una especia de préstamo con garantía en valores. A pesar de que se extienden hasta dos meses, las cauciones más operadas son a siete días, con el 70 por ciento del movimiento diario del mercado. “Es una manera de dejar trabajando en esta época el dinero sin preocuparse por la volatilidad y el bajo volumen. Una especie de vacaciones para la cartera de inversión”, explicó a Cash el analista de una sociedad de bolsa. Sin embargo, las cauciones se negociaron con buen volumen todo el año. La tasa que ofrece a siete días es de 9,5 por ciento, mientras que a un mes supera el 18 por ciento anual.

Otro instrumento que los operadores consideran rentable es el fideicomiso. El año pasado se emitieron 9032 millones de pesos, 21 por ciento más que los lanzados en 2007. La mayor parte correspondió al sector consumo que, sumado al de tarjetas de crédito, totalizaron el 88 por ciento del monto. De todos modos, todavía se percibe la ausencia de la ANSeS en las licitaciones de estos instrumentos, lo que se refleja en las altas tasas que se pagan, actualmente por encima del 30 por ciento para las colocaciones en pesos. “A esto se suma la increíble especulación de las emisoras de los fideicomisos: éstas otorgan un 30 por ciento de renta anual, mientras que cobran hasta 80 por ciento por los créditos en cadenas de consumo”, señala un especialista del sector.

Al respecto, la administración de la seguridad social que conduce Amado Boudou logró un nuevo recorte en las tasas del sistema para préstamos. El martes pasado lanzó una nueva licitación de plazos fijos con dinero del sistema previsional. En esa puja el spread se redujo a 2,6 por ciento –en la primera colocación se había ubicado en 4,0 por ciento–, con un monto adjudicado de 300 millones de pesos sobre 980 millones ofertados. La contrapartida es que las tasas de interés más bajas del mercado las ofrecen los bancos públicos, con un 8,75 por ciento, en tanto en los privados orillan el 17,15 por ciento. Incluso con este esquema no falta quien aconseje comprar dólares para obtener, con suerte, un 9 por ciento anual en pesos.

Compartir: 

Twitter
 

El volumen de cheques operados en diciembre sumó 60,6 millones de pesos, un alza de 35 por ciento frente al mes previo.
Imagen: Pablo Piovano

El bueno inversor

La empresa aerocomercial Andes anunció la adquisición de un nuevo avión, que permitirá incrementar los vuelos desde y hacia Salta.

La cadena de cafeterías estadounidense Starbucks, que en 2008 desembarcó en la Argentina, abrió su cuarta sucursal en el país, en Belgrano “R”.

Se lanzó un fideicomiso por 2.325.000 dólares, al 6,75 por ciento anual, entre productores agropecuarios. La operación fue liderada por el Grupo Sancor Seguros y Garantizar, del Banco Nación.

El directorio del Banco Provincia aprobó la designación de su nuevo vicepresidente, el licenciado Gustavo Marangoni.

La constructora Helport comenzó las obras de construcción de una nueva rama de ingreso a la calzada principal en la Avenida General Paz.

Con el objetivo de ampliar su cobertura de servicio, Banco Columbia incorporará 20 nuevos cajeros para su red de sucursales.

Capgemini, uno de los principales proveedores de servicios de Consultoría, Tecnología y Outsourcing del mundo, invirtió 6 millones de dólares en un nuevo centro de desarrollo en el país.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.