cash

Domingo, 11 de enero de 2009

AGRO > CLAVES DEL PROGRAMA TRIGO Y MAIZ “PLUS”

Dilemas del productor

El esquema diseñado por el Gobierno para reducir las retenciones a las exportaciones de trigo y maíz plantea la opción entre aumentar el volumen real o blanquear los números de su producción.

 Por Gustavo Giordano *

El premio ideado desde el Gobierno al incremento de la producción debería ser un aliciente para que se aumente la misma en estos dos cultivos clave por su utilización en el mercado local. El dilema de los productores: aumentar el volumen real o blanquear los números de su producción.

La batería de anuncios para incentivar la producción agropecuaria en esta coyuntura, que la Presidenta de la Nación comunicara desde la residencia de Olivos y que fuera reglamentada por el decreto 2315/08, está pensada para intervenir de manera muy directa en algunas cuestiones clave y que debería quebrar algunos conceptos y lógicas con las que acostumbra manejarse el campo argentino.

La fuerte apuesta fiscal que significa la reducción de las retenciones en trigo y maíz mediante una segmentación fue realizada de manera inteligente no sin un dejo de picardía pero, también, con limitantes o posibles desvíos a contemplar.

La lógica de segmentar a los productores por volumen y no por hectáreas es muy clara. Si premiáramos por hectáreas, de alguna manera se estaría premiando la posesión de tierras. Al identificar al productor por volumen encontramos la primera virtud.

Es evidente que se debe premiar el mayor esfuerzo que se genere reconociendo el aumento de la productividad del chacarero, ya que para ello deberá aplicar una mayor tecnología (mejores semillas, mayor uso de fertilizantes, mejores maquinarias, etc.). Esto redundará en un círculo virtuoso que reproduzca un efecto multiplicador de la actividad de los sectores relacionados.

Pero también se debería tener en cuenta que, al tomar como base para segmentar a los productores el volumen declarado en la campaña 07/08, podrían presentarse algunas situaciones indeseables que distorsionen el beneficio:

n Muchos productores podrían aumentar considerablemente su producción (intentando alcanzar los objetivos del programa “Plus”) tan sólo “blanqueando” y presentando los números reales (o casi) de su cosecha.

n Podría suceder que exista un mecanismo de “compensación” entre productores. En el caso del maíz, quienes produzcan por encima de las 1000 toneladas (o del segmento de más de 5000 toneladas) estarían tentados de “blanquear” su producción (o aumentarla de manera real) y derivar el excedente a productores del segmento inferior para, ambos, beneficiarse con el menor descuento. Tal vez hasta implique tan sólo un “cambio de números” en el ingreso al acopio.

Al margen de estas cuestiones, que en la implementación deberán tenerse en cuenta, un tema importante es el “corset” que se aplica en cuanto a la forma de devolución de la baja de puntos por el “Plus” de producción.

Al devolverlo en “Ganancias” y “Monotributo”, a los productores les quedará un sabor un tanto “amargo”. Todos sabemos que la informalidad es una práctica bastante extendida en el sector y tal vez los obligue a reconocer otros números o a resignar beneficios por esta medida.

* Licenciado en Comercialización, productor agropecuario y director de Agricola.biz

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP

Agro

El Indice de Precios de las Materias Primas que elabora el Banco Central registró en diciembre pasado una baja de 7 por ciento mensual.

La sequía que afecta a Entre Ríos es la peor de los últimos 25 años, según un informe presentado por los productores de la provincia a la gobernación.

Brasil recogerá este año una cosecha de granos de 137,3 millones de toneladas, lo que supone una reducción del 5,9 por ciento frente a la de 2008, de acuerdo con las cifras del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.