cash

Domingo, 5 de abril de 2009

POLEMICA > IMPACTO DE LA CRISIS EN BRASIL, CHILE Y PERU

Ex alumnos modelos

Chile, Brasil y Perú reciben con más fuerza los coletazos de la crisis. Países predilectos de Washington en los últimos años, hoy son los que más sufren de la región por el desempleo y la inestabilidad global.

 Por Guido Saccal

La crisis global puso en cuestionamiento los modelos económicos latinoamericanos más elogiados por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, el Foro de Davos y el establishment económico: las economías de Brasil, Chile y Perú. Estos países vienen mostrando una sucesión de noticias negativas que ha llamado la atención de los especialistas.

Tras varios años de demostrar un desempeño macroeconómico sólido, con tasas de crecimiento de entre 3 y 6 por ciento en los últimos cinco años, el modelo brasileño está bajo tensión frente al nuevo panorama internacional. “Brasil, a pesar de haber recibido la calificación de grado de inversión y de contar con la aprobación del establishment económico mundial, experimentó importantes salidas de capital, que generaron una devaluación del real de 40 por ciento en dos meses”, comentó el economista Julio Sevares en un trabajo publicado en la revista Nueva Sociedad. La economía brasileña ha estado retrocediendo desde fines del año pasado. El parate de la industria paulista, orientada a la exportación, se refleja en informes del IBGE (instituto de estadística del país vecino) que anunciaron una caída record en el empleo del sector manufacturero y estimaciones independientes hablan de 600 mil empleos perdidos en el último trimestre. La devaluación de la moneda (real) menguó el poder adquisitivo de los trabajadores y no fue suficiente para apuntalar las ventas del poderoso sector exportador industrial brasileño, que cayeron el 34 por ciento en los primeros dos meses del año.

Semejante devaluación fue provocada por la fuga de capitales cercana a los 18.000 millones de dólares desde el inicio de la crisis. La gran demanda de dólares provocó el aumento del tipo de cambio a pesar de los esfuerzos del Banco Central brasileño por contener la moneda. La ausencia de instrumentos más estrictos de control de cambio y de los movimientos de capital hoy es puesta en cuestión, al igual que la falta de estabilidad en el mercado laboral. Carlos Lessa, presidente hasta el 2004 del Bndes, afirmó al respecto que “yo propongo una centralización y control de la venta de la moneda por nuestras autoridades monetarias”.

El otro caso emblemático es Chile. La economista uruguaya Mariana Martínez señala que el país trasandino “mostraba excelencia en variables que afectan el entorno de negocios de una economía, como la apertura económica, y que resultan clave para la estabilidad macroeconómica, pero también es cierto que Chile todavía tiene cuentas pendientes en el ámbito educativo, en salud e infraestructura”. La crisis ha golpeado fuerte en algunos de los puntos más sensibles de su economía y algunos analistas empiezan a señalar a los Tratados de Libre Comercio firmados por Chile como parte del problema. Orlando Caputo, economista chileno del Cetes, explicó que “la economía chilena puede ser la economía más afectada de América latina por ser la más abierta y especializada en recursos naturales. Ya desde 1998 la economía mostraba un agotamiento del modelo. Además, las pérdidas por exportaciones de cobre a los precios actuales, en el período de un año, pueden significar cerca de 25 mil millones de dólares. El impacto en el consumo, en la inversión y en el empleo será creciente”. Chile firmó un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos en 2004.

La economista Graciela Galarce, de la Universidad de Chile, explica que “Chile ya está en recesión y se está profundizando. Los fuertes impactos de la crisis se verifican en un desempleo del 8 por ciento, pérdidas de unos 20 mil millones de dólares de las AFP (fondos de jubilaciones privados) y la caída del precio del cobre. Ese comportamiento negativo de esas variables clave está afectando la demanda agregada, particularmente el consumo, la inversión, las exportaciones. A pesar del aumento del gasto del gobierno, la producción nacional está disminuyendo, la que adicionalmente enfrenta una fuerte competencia internacional facilitada por los TLC”.

Perú es otro de los países que se enfrenta al desafío de los Tratados de Libre Comercio. El reciente firmado con los Estados Unidos genera incertidumbre. La apertura económica impulsada por Alan García fue resistida por los sectores agrícolas andinos, que objetaban la capacidad de competir contra los subsidios que el gobierno estadounidense otorga a los productores de su país.

La caída de la actividad en Brasil y Chile afecta a la economía argentina. Brasil es hoy su principal socio comercial y Chile es el cuarto importador de productos nacionales. Los modelos económicos más elogiados en los últimos años se enfrentan hoy a un desafío de grandes proporciones y de enorme repercusión para la región.

Compartir: 

Twitter
 

La caída de la actividad en Brasil y Chile afecta a la economía argentina.
Imagen: AFP

Claves

La crisis global puso en cuestionamiento los modelos económicos latinoamericanos más elogiados por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Brasil, Chile y Perú vienen mostrando una sucesión de noticias negativas que ha llamado la atención de los especialistas.

La fuga de capitales en Brasil provocó una fuerte devaluación del 40 por ciento del real.

Algunos especialistas señalan los Tratados de Libre Comercio firmados por Chile como parte del problema.

Perú es otro de los países que se enfrenta al desafío de los Tratados de Libre Comercio. El reciente firmado con los Estados Unidos genera incertidumbre

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.