cash

Domingo, 30 de agosto de 2009

AGRO > CRISIS GLOBAL, SOBREOFERTA Y ALZA DE COSTOS LOCALES

Productores exprimidos

Los bajos precios en Europa por la sobreoferta, la contracción del mercado ruso y el aumento de costos domésticos formaron un cóctel negativo para la producción argentina de cítricos.

 Por Claudio Scaletta

En la temporada pasada la noticia fue que las exportaciones de cítricos habían superado a las de pomáceas. Más en concreto, que los limones habían superado a las peras en ingresos por exportaciones. De ambos productos Argentina es el primer exportador mundial. Este año, la situación cambió radicalmente. Las cifras del Senasa para los primeros siete meses del año muestran una fuerte caída de las exportaciones cítricas. En los primeros cinco meses de la temporada, siempre de acuerdo a las cifras oficiales, se exportaron 330 mil toneladas, lo que significa alrededor de 200 mil toneladas menos que en similar período de los últimos dos años. Las perspectivas para lo que queda de la campaña no son las mejores, lo que permite prever que la gran diferencia se mantendrá consolidando un fuerte retroceso interanual. La estimación para finales de la campaña es de ventas al exterior del orden de 450 mil toneladas. Esto sería el valor más bajo de los últimos cinco años. En los últimos cuatro años, las exportaciones oscilaron entre 600 y 680 mil toneladas. La primera tentación es atribuir la merma a las turbulencias de la economía global, pero como explicó a Cash la especialista en mercados frutícolas Betina Ernst, echarle la culpa sólo a la crisis sería “un grave error”, pues “existieron factores mucho más importantes, como sobreofertas e incrementos de los costos locales”.

Así como los limones fueron la vedette de los últimos años, también se encuentran en el centro de la caída de la presente temporada. “Los limones fueron el gran éxito de la fruticultura argentina”, explica Ernst. A mediados de los noventa se exportaban 150 mil toneladas y la temporada pasada se vendieron 400 mil, resume. “Esto se logró gracias al fuerte incremento de los envíos a la Unión Europea y a Rusia.” Su éxito residió en que la muy buena relación precio-calidad de la oferta argentina, lo que permitió desplazar incluso a los competidores locales, como fue el caso del limón de verano de España. El caso de Rusia, en tanto, residió simplemente en la expansión importadora de este país de destino. Pero la temporada pasada, reseña la especialista, fue excepcional por la fuerte baja de la oferta de los principales productores europeos, Rusia y Turquía, una situación exactamente inversa a la de la presente campaña. Los consecuentes bajos precios en Europa por la sobreoferta y la contracción del mercado ruso formaron un cóctel negativo con el aumento de costos de la producción argentina.

El broker de frutas Diego Moeykens señaló desde Francia a este suplemento que, frente a este escenario, los exportadores tucumanos tomaron la “acertada decisión estratégica” de restringir los envíos y, de esa manera, evitar que el desplome de los precios impida cubrir costos de producción. El resultado fue que se exportó la mitad que el año pasado y que los exportadores efectivamente no perdieron. El problema fue que, de este lado de la frontera, la producción primaria fue similar a la del año pasado, con lo que mucha fruta está quedando en las plantas y mucha fruta con calidad para la exportación en fresco terminará en las industrias. La estrategia de las empresas, en estos casos, es comercializar la producción primaria propia y cortar las compras a los productores independientes. En términos del circuito citrícola, la buena estrategia comercial de los exportadores no estará exenta de costos sociales y económicos

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“Los limones fueron el gran éxito de la fruticultura argentina”, afirma Betina Ernst.
Imagen: AFP

del agro

La siembra del trigo de esta campaña cubrió 2,75 millones de hectáreas, 40 por ciento menos respecto del ciclo previo, la menor superficie cubierta con el cereal en 113 años, según informó la Bolsa de Cereales.

Pese a la falta de lluvias en las zonas núcleo del girasol se mantiene la proyección de implante de 2,220 millones de hectáreas, 3 por ciento superior a la superficie cubierta el año pasado, detalló la Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Las liquidaciones de divisas por exportaciones de granos, oleaginosas y subproductos desde enero de este año (11.700 millones de dólares) superan el total de ingresos de 2005, de acuerdo a la Cámara de la Industria Aceitera.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.