cash

Domingo, 4 de abril de 2010

MUNDO FINANCIERO, CONTROL Y REGULACION DE BANCOS DE INVERSION

Información privilegiada

 Por Carlos Weitz

Un operativo conjunto llevado a cabo esta semana por el regulador financiero británico (FSA –Autoridad de Servicios Financieros–) y una agencia especial de investigaciones (SOCA –Agencia Contra el Crimen Organizado–) movilizó un escuadrón de 143 oficiales que allanaron 16 entidades financieras y residencias particulares en Londres. Esta investigación volvió a colocar al regulador financiero británico en la tapa de todos los periódicos dado el elevado perfil de los involucrados, acusados de utilizar indebidamente información privilegiada. La investigación culminó con el arresto de seis ejecutivos que trabajan en dos bancos de inversión, Deutsche Bank AG y Exane BNP Paribas y en uno de los principales fondos especulativos o hedge funds Moore Capital Management.

El FSA señaló en un comunicado que este hecho se refería a utilización por parte de operadores financieros de datos confidenciales gracias a los cuales los imputados habrían cosechado importantes ganancias. Este operativo fue sólo uno de los procedimientos lanzados esta semana por el FSA luego de haber investigado diversas maniobras de utilización de información privilegiada durante años.

La utilización de información privilegiada por parte de unos pocos para obtener ganancias espurias a expensas del resto de los inversores constituye, dadas las dificultades probatorias, uno de los delitos más comunes y dañinos, y al mismo tiempo menos castigado en los mercados de capitales. El momento en el que se lanzaron estas investigaciones abrió un cúmulo de suspicacias sobre las motivaciones que habría tenido el regulador británico para instrumentar estas medidas. Los detractores del accionar del FSA sostienen que el daño concreto que le generan a la población estas operaciones delictivas son desdeñables si se los compara con los efectos de la inacción que evidenciaron los reguladores para prevenir y enfrentar la reciente crisis financiera. En este sentido, sostienen que la ampulosidad y la gran publicidad dada a estas investigaciones es parte de una maniobra “distractiva” por parte del regulador para diluir sus responsabilidades.

Otros creen ver en la inminencia de cambios políticos la razón de estos procedimientos, ya que en sesenta días el pueblo inglés concurrirá a elecciones generales en las que deberá optar entre el actual primer ministro laborista Gordon Brown y el candidato derechista David Cameron. Los conservadores británicos –que lideran levemente las encuestas– han señalado que una de las primeras medidas que tomarán, de triunfar en las elecciones, será abolir al FSA.

A fines de la década del ‘90, numerosos países comenzaron a modificar su estructura de supervisión financiera consolidando la regulación de todo el sistema financiero en un único ente separado del Banco Central. Conceptualmente se buscaba separar el manejo de la política monetaria del de la supervisión financiera, permitiendo que un regulador único controlara a los grupos financieros y a productos cada vez más sofisticados. El primer país de envergadura que implementó esta reforma fue Inglaterra. Los conservadores ingleses plantean ahora eliminar al FSA, apuntando a que los temas de regulación y supervisión vuelvan a conducirse desde el Banco Central de Inglaterra, creando asimismo una nueva Agencia de Protección al Consumidor de servicios financieros, iniciativa que también impulsa Barack Obama en los Estados Unidos

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.