cash

Domingo, 24 de agosto de 2014

MERCADO DE CAPITALES Y FINANCIAMIENTO AL SECTOR PRODUCTIVO

El turno de la banca

Con el conflicto con los buitres en el centro de la agenda financiera, el acceso al crédito internacional para empresas y provincias ha quedado relegado. La banca, nacional y extranjera, tiene fondos disponibles para cubrir parte de esas necesidades de financiamiento.

 Por Cristian Carrillo

La disyuntiva de los hombres de negocios entre apoyar la defensa del canje frente a fondos buitre y sus apuros por emitir deuda en el exterior fue sintetizada por la Presidenta en su discurso durante los festejos de un nuevo aniversario de la Bolsa porteña: “No significará no poder acceder al mercado de capitales. Invierto esto y digo: ‘Creo que estamos ante una oportunidad histórica de generar un mercado de capitales propio’”. Frente a la imposibilidad de tomar deuda en los mercados internacionales mientras se lleva a cabo la batalla legal con estos grupos especulativos –debido a las altas tasas que deberían pagarse en este contexto–, la oportunidad de suplir ese financiamiento privado en el mercado financiero interno está sustentada en una importante masa de ahorros en los bancos. Pero los bancos, los principales interesados en ingresar al negocio de emitir deuda en el exterior, no cumplen su rol de intermediación para que ese ahorro llegue a las empresas.

El Gobierno alcanzó acuerdos por juicios ante el tribunal de arbitraje del Banco Mundial, con los acreedores del Club de París y por la expropiación de YPF en manos de Repsol. Sin embargo, la pelea con los fondos buitre se interpone a esos esfuerzos por mejorar el perfil crediticio del país. Las empresas son las primeras en la lista para salir al mercado en caso de que se solucione el litigio.

La idea sobre la que trabaja el Gobierno y que dejó en claro la jefa de Estado en su discurso es que habrá que “vivir con lo nuestro”. Tal como sucedió desde 2003 a la fecha, empresas públicas y privadas deberán fondearse con ahorro interno, una idea que se planteaba a largo plazo pero que en el actual contexto deberá adecuarse lo más rápido posible. La política neoliberal, que vuelve a ser recomendada por algunos analistas de la city, provocó una reducción importante del ahorro interno y por tanto contracción en la inversión y el crecimiento. La tríada ahorro, inversión y crecimiento es una constante en el éxito de las principales economías del mundo. Los países desarrollados mantienen altas tasas de ahorro. En el país, los procesos de mayor ingreso de capitales fueron a partir de la última dictadura hasta el ingreso a la democracia y durante los noventa.

De acuerdo con el relevamiento del Banco Central a julio pasado, la masa de depósitos en pesos en el sistema bancario ascendía a 594.865 millones de pesos, en tanto el crédito sumaba 397.598 millones (de los cuales 34.436 millones correspondían al sector público). Esto muestra que no sólo no existe apalancamiento del crédito sino que existe una importante masa de recursos para prestar, a lo que se suma la posibilidad de financiarse en el mercado de capitales para las empresas. “Está fallando también la intermediación financiera”, señaló CFK, que además apuntó a los empresarios que llevan su dinero al exterior en vez de invertirlo en el país. En tanto, los bancos restringieron el crédito y apostaron a la suba del dólar, lo que les permitió en enero de este año una rentabilidad de 10.312 millones de pesos, más de un tercio de lo obtenido durante todo el ejercicio 2013, producto de sus tenencias en activos en moneda extranjera.

Por su parte, la mora también se encuentra en niveles históricamente bajos, en el orden del 1,4 al 1,8 por ciento frente al 35 de 2003. “Esa estabilidad de las carteras puede ser volcada a las empresas, con tasas también razonables, en condiciones razonables para poder también seguir produciendo y manteniendo estables las fuentes de trabajo”, resumió la mandataria y también destacó el ahorro interno como inversión frente al mercado paralelo de divisas. El índice de acciones líderes acumula en el año un alza del 68 por ciento, exactamente el doble de la suba del dólar blue (34 por ciento). Las inversiones en acciones, bonos, obligaciones negociables o fideicomisos son capitales que también pueden ser volcados al financiamiento del sector productivo.

[email protected]gina12.com.ar

Compartir: 

Twitter

Los bancos nacionales y extranjeros están reteniendo una importante masa de recursos que podrían prestar a empresas.
Imagen: Joaquín Salguero
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2022 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.