cash

Domingo, 24 de julio de 2016

NO MEJORó LA COMPETITIVIDAD, NO DISMINUYó EL DéFICIT FISCAL Y SE DUPLICó LA TASA ANUAL DE INFLACIóN

Algo puede fallar

Los principales objetivos económicos del Gobierno planteados cuando asumió están mostrando resultados poco alentadores. La mejora de la paridad está siendo absorbida por la intensa suba de precios.

 Por Federico Kucher

Mejorar la paridad cambiaria real para darles competitividad a los productores regionales. Disminuir el déficit fiscal para generar equilibrio entre ingresos y gastos del Estado. Frenar el proceso inflacionario para alcanzar la meta de un dígito en la suba de los precios anuales. Estas fueron las tres premisas en materia económica con las que el nuevo Gobierno inició el mandato en diciembre pasado. El equipo económico de Cambiemos aseguró que avanzar en este tridente de medidas era imprescindible para encauzar la economía argentina y empezar a transitar por la senda del desarrollo.

Pese a declaraciones de la administración, la competitividad cambiaria no mejoró respecto de la registrada en los últimos años, mientras que el rojo de las cuentas públicas este año cerraría en niveles iguales o más elevados en relación con los del 2015 y la tasa de inflación no sólo no bajo sino que se duplicó al pasar del 25 a casi 50 por ciento.

En donde si hubo cambios relevantes fue en las variables distributivas, con el salario real en retroceso, tensiones en el mercado laboral por despidos y suspensiones y el retorno al mega endeudamiento con colocaciones por más de 37 mil millones de dólares en siete meses, una cifra que supera al stock de reservas del Banco Central.

Los primeros meses de gestión de Macri ofrecen un panorama poco alentador si se toma como verdadera la consigna de que mejorar el tipo de cambio real, ajustar el desequilibrio fiscal y bajar la inflación es la única alternativa para poder crecer, generar inversiones y, por tanto, empleo.

La paridad cambiaria real sigue en niveles similares a la de los últimos años, pese a la fortísima corrección del dólar nominal de 60 por ciento en diciembre pasado. Según las estimaciones del mercado, el promedio de tipo de cambio real para el segundo semestre de 2016 se ubicará un 7 por ciento por encima del registrado en el mismo período del 2015, al tiempo que la competitividad asociada con el dólar será casi idéntica a la anotada para el promedio de los últimos 3 años. Para estos cálculos se tuvieron en cuenta las expectativas de los inversores sobre la cotización del tipo de cambio para los próximos meses reflejadas en Rofex y las expectativas de inflación de las consultoras de la city.

El déficit fiscal para este año, según los cálculos del mercado, tampoco anotará un cambio respecto del observado en años anteriores. El desequilibrio fiscal primario (sin computar el pago de interés en los gastos estatales) ascendería en 2016 hasta los 360 mil millones de pesos (24 mil millones de dólares, al tomar un tipo de cambio promedio de 15 pesos para este año). En 2015, el rojo del sector público sumó 243 mil millones de pesos (24,3 mil millones de dólares). Los desequilibrios son idénticos, aunque en el mercado reconocen que el bache para este año puede ampliarse si el efecto del blanqueo sobre la recaudación es limitado. Aseguran que se generó un verdadero problema “intertemporal” en las cuentas públicas, puesto que los gastos tienen una tendencia al alza para los próximos años (por cambios previsionales y las declaraciones de funcionarios acerca de que el Gobierno está dispuesto a acelerar la obra pública), mientras que los ingresos tienen tendencia a la baja por quita de retenciones y devolución de ganancias.

La inflación fue el tercer elemento del tridente de medidas planteadas por la nueva gestión en donde no sólo hubo mejorías sino que empeoró el panorama. Cuando el Gobierno de Macri asumió en diciembre pasado, el IPC de la Ciudad de Buenos Aires arrojaba una inflación interanual del 26,9 por ciento, al tiempo que en junio de este año la cifra se elevó al 47,1 por ciento y no hay analistas que consideren que cambiarán estas cifras para el cierre de 2016.

Compartir: 

Twitter
 

La paridad cambiaria real sigue en niveles similares a los de los últimos años.
Imagen: Bernardino Avila
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.