cash

Domingo, 1 de abril de 2007

EL BAúL DE MANUEL

 Por Manuel Fernández López

Primer medio siglo de la AAEP

Este año se cumple medio siglo del inicio de la existencia de la Asociación Argentina de Economía Política (AAEP), la más representativa de la profesión. Un antecedente de su fundación fue una carta del profesor Oreste Popescu a un conjunto de economistas, señalando la conveniencia de formar una asociación representativa de los investigadores. La mayor parte de las respuestas fue categóricamente favorable al proyecto. Tras gestiones de los profesores Olivera y Popescu, el 26 de septiembre de 1957 se resolvió crear la AAEP. Suscribieron el acta (en orden alfabético) Juan E. Alemann, Roberto T. Alemann, Julio Broide, Benjamín Cornejo, Aldo Ferrer, Francisco García Olano, Juan José Guaresti (h.), Carlos C. Helbling, Carlos Moyano Llerena, Julio H. G. Olivera, Federico Pinedo, Oreste Popescu, Ovidio Schiopetto y Francisco Valsecchi. Una comisión, integrada por J. J. Guaresti (h.), J. H. G. Olivera, O. Popescu y F. Valsecchi se ocupó en dar efectividad a las decisiones adoptadas. El 18 de noviembre se celebró la asamblea constitutiva, convocada por dicha comisión. El objeto de la AAEP sería promover el análisis económico en el país, con miras al adelanto de la ciencia. Podrían ser miembros quienes hubieran realizado trabajos sobre temas de análisis económico, juzgados de mérito y continuidad por una comisión designada por la asamblea de la Asociación, y quienes fuesen invitados a incorporarse a la AAEP por decisión de la asamblea de sus miembros. En 1961 se hicieron los primeros nombramientos: Manuel Cordomí, Guido Di Tella, Loreto Domínguez, Carlos García Mata, Norberto González, Samuel Gorbán, Federico J. Herschel, Samuel Itzcovich, Emilio Llorens, Angel F. Monti, Jorge S. Oría, Manuel San Miguel, Federico Schindler y Saturnino Zemborain. En septiembre de 1959 la AAEP fue admitida como miembro de la International Economic Association (IEA), máxima institución de la ciencia económica en el plano mundial, fundada por la Unesco. La AAEP solicitó su admisión a instancias de Louis Baudin (Universidad de París) y Walter A. Joehr (Universidad de San Gall), vicepresidente y miembro del Comité Ejecutivo de la IEA. A propuesta de Olivera en 1960 se resolvió crear sedes regionales en Tucumán, Córdoba, Rosario, La Plata y Bahía Blanca, dirigidas por Horace W. Bliss, Benjamín Cornejo, Samuel Gorbán, Oreste Popescu y Uros Bacic, respectivamente.


Un siglo de Meade

James Edward Meade nació en 1907 y enseñó en Oxford desde 1930. Este último año no sólo es memorable por marcar el comienzo de la Gran Depresión, sino también por ser el de la publicación del Tratado sobre el dinero, de John M. Keynes. Esta obra, nacida en un clima de gran incertidumbre para los economistas, que no atinaban a ofrecer a la sociedad respuestas válidas para paliar la desocupación masiva, motivó la realización de un seminario en la Universidad de Cambridge, conocido como “Cambridge Circus”, dirigido a desmenuzar el libro de Keynes. Meade se involucró intensamente en ese seminario, que incluía nada menos que a Piero Sraffa, Richard Kahn y Joan Robinson. Fue uno de los primeros en recoger las nuevas teorías keynesianas en un libro de texto: Introducción al análisis y la política económica (1936). En 1938 abandonó por corto tiempo la vida universitaria para desempeñarse en la Sociedad de Naciones en Ginebra. La guerra y el ataque a Inglaterra lo hicieron volver en 1940, para trabajar para el gobierno, al lado de Richard Stone. Ambos serían premios Nobel, Meade en 1977. De esa experiencia nació Ingreso y gasto nacional (1944), que consagró a Stone como máximo experto en cuentas nacionales. De regreso a la universidad, Meade encaró producir una obra gigantesca, la Teoría de la política económica internacional, cuyos dos tomos fueron Balance de pagos (1950) y Comercio y bienestar (1955), en los que creó conceptos novedosos, como el de “second best” (segundo óptimo). Aficionado a los gráficos, en el estilo de Abba Lerner, publicó Geometría del comercio internacional (1952) y Teoría de las uniones aduaneras (1955). Ligado al pensamiento keynesiano, no le fue difícil a la Universidad de Cambridge llevar a Meade a enseñar en sus aulas, en 1957, cuando brillaban con todo esplendor Piero Sraffa por su edición de las obras de Ricardo, y Joan Robinson por sus provocativas investigaciones sobre crecimiento económico. Allí permaneció una década, en la que publicó Teoría neoclásica del comercio internacional (1961), Eficiencia, igualdad y tenencia de la propiedad (1964). Meade, gran conocedor de las herramientas del análisis económico, las utilizó intensamente buscando explicitar los requisitos de una sociedad mejor, con libertad pero sin excesos, con eficiencia pero sin explotación, y con equidad. James Meade, figura eminente, murió en 1996.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.