cash

Domingo, 21 de abril de 2013

FINANZAS › AMPLIACIóN DEL PROGRAMA DE FINANCIAMIENTO PRODUCTIVO DEL BICENTENARIO

Más crédito a empresas

Los créditos otorgados por los bancos en el marco de esa línea ascendieron a 16.764 millones de pesos durante el segundo semestre de 2012. El 52,5 por ciento se canalizó a pymes y el restante 47,5 a grandes firmas.

 Por Cristian Carrillo

Las distintas líneas de financiamiento productivas impulsadas por el Banco Central representaron el año pasado un 0,8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Con la modificación en su Carta Orgánica, el organismo monetario recuperó una serie de herramientas que le permiten, entre otras cosas, incidir en la política de financiamiento de los bancos privados. De esta manera, no sólo se registró en los últimos meses un efecto inmediato en el aumento del monto de préstamos sino mejoras en plazos y tasas que, en muchos casos, fueron más favorables que los límites impuestos por el Central. Al cierre de 2012, se verificó que los préstamos canalizados a través de la Línea de Créditos para Inversión Productiva contribuyeron al financiamiento del 4,5 por ciento de la inversión del sector privado, según el Informe Macroeconómico y de Política Monetaria del BCRA.

Las medidas de estímulo al crédito que definió la autoridad monetaria hicieron en un breve lapso que el financiamiento contribuya al desarrollo de la actividad productiva y que no sólo responda a una estrategia rentística de los bancos. La mejora en la composición del financiamiento, con un peso relativo mayor de los préstamos productivos en el total, en desmedro de los créditos al consumo, compensó la caída en términos absolutos. Durante 2011 los depósitos privados en pesos crecían al 32 por ciento anual, mientras que los créditos registraban incrementos cercanos a 45 por ciento. El año pasado ambos crecieron a un ritmo del 40 por ciento interanual.

Las herramientas para inducir el crédito son variadas, incluso muchas ya se utilizaban antes de la reforma de la Carta Orgánica, como la aplicación de encajes diferenciales. Sin embargo, no tuvieron el impacto de la línea para la inversión productiva, que complementó al Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario. Los bancos debían prestar el 5 por ciento de su cartera de depósitos privados a un plazo total de al menos tres años y con una tasa de interés máxima de 15,01 por ciento. Al menos la mitad de estos préstamos debían destinarse a micro, pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo con el informe del BCRA, los créditos otorgados por los bancos en el marco de la nueva línea ascendieron a 16.764 millones de pesos durante el segundo semestre del año 2012. El 52,5 por ciento se canalizó a pymes y el restante 47,5 a grandes firmas. Las mipymes representaron el 87,8 por ciento del total, y las grandes, el 12,2. Estos valores superaron en un 12 por ciento el objetivo de la norma, que establecía un mínimo de 14.900 millones de pesos para el conjunto de entidades financieras. Cuando se terminen de ejecutar los préstamos que fueron acordados en tramos, el total otorgado alcanzará a 17.993 millones de pesos, 20 por ciento más que lo exigido. Se suma la expansión de 4000 millones de pesos de la Línea Bicentenario.

“Los datos del segundo semestre demuestran los efectos virtuosos de la política de regulación del crédito en el crecimiento económico, la disponibilidad de financiamiento, facilidad en el acceso para sectores relegados y mejoras de las condiciones”, señala el informe del Banco Central. La aceleración de los préstamos a empresas pequeñas implicó que se incremente su participación en el total, que pasaron de representar el 28,2 por ciento de la torta al 35,3 por ciento. Las financiaciones a largo plazo alcanzaron el año pasado al 11,6 por ciento del total, 4,5 puntos por encima de 2011. Si bien la reglamentación establecía un mínimo de 36 meses, el 22 por ciento de los préstamos desembolsados se otorgó a más de cinco años. En tanto, la tasa de interés promedió en el segundo semestre de 2012 el 14,7 por ciento, ante el 15,01 establecido en la línea. Por estas mejoras el Central amplió esa línea productiva a una segunda etapa para el primer semestre de este año

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El Banco Central exigirá a los bancos mantener el programa de préstamos en 2013.
Imagen: Carolina Camps

El buen inversor

-DirecTV anunció un nuevo centro de transmisión regional que convertirá a la Argentina en el centro más grande de la región, con una inversión de 22 millones de dólares.

-Campo Austral, que elabora productos de cerdo, inauguró una nueva planta de producción en San Andrés de Giles, provincia de Buenos Aires, con una inversión de 38 millones de pesos.

-Banco Hipotecario abrió una nueva sucursal en General Pico, La Pampa, donde ofrecerá toda la gama de productos y servicios financieros.

-Con una inversión de 15 millones de pesos, KA Argentina empezará a producir localmente indumentaria de la marca Joma, firma española de calzados, indumentaria y accesorios deportivos.

-Liqui Moly, aditivos y lubricantes alemanes para el automotor, proyecta aumentar en Argentina en más de un 50 por ciento anual la facturación a partir de este año.

-Cervecería Quilmes empezará a exportar su producto insignia Quilmes Cristal directamente a Francia, comercializada a través del mercado español.

-El Shopping Plaza Liniers inauguró un acceso por avenida Rivadavia que le demandó una inversión de 20 millones de pesos.

-Austin Power estrenó una sede de operaciones en Olavarría, compuesta por dos polvorines para altos explosivos de seguridad y uno para detonadores, con una inversión de 2,8 millones de pesos.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.