cash

Domingo, 25 de agosto de 2013

FINANZAS › EL RETIRO DE ESTIMULOS EN ESTADOS UNIDOS IMPACTA EN LOS EMERGENTES

La plata más cara

Un sector de la oposición planteó que se debería buscar financiamiento externo para aprovechar las bajas tasas de interés, pero el escenario cambió y las consecuencias se ven en otros países endeudados.

 Por Cristian Carrillo

Entre las propuestas que presentó parte del arco opositor en campaña hacia las primarias se destaca la de aprovechar la liquidez global y las bajas tasas de interés para que el país se endeude. En ese mismo esquema de razonamiento, se critican también los controles oficiales a la compra de moneda extranjera. El diagnóstico oculta el hecho de que los tiempos del dinero barato están llegando a su fin y la respuesta de los inversores continúa siendo la fuga de divisas, dos hechos que atentan contra las iniciativas de voceros del establishment financiero. La Reserva Federal –según las minutas de su última reunión– frenará las inyecciones masivas de dinero y subirá su tasa de interés de referencia. Los mercados emergentes de todo el mundo registraron en los últimos meses una fuerte fuga de divisas previendo ese escenario, lo que provocó desplomes en las Bolsas y subas en bonos nominados en dólares. Es la otra cara de las políticas de endeudamiento, que dejan expuestos a los países cuando el escenario se transforma a gran velocidad.

La liquidez barata responde a las políticas que impulsan los principales bancos centrales para estimular las alicaídas economías producto de la crisis global. La Fed impulsa hace cinco años una política monetaria extremadamente laxa, que consiste en otorgar préstamos a los principales bancos a tasas cercanas a cero. “No es algo muy distinto de imprimir dólares sin respaldo”, señala Miguel Angel Boggiano, docente de Finanzas de la Universidad de San Andrés. Esto generó una burbuja financiera adicional, ya que el dinero que no encontraba rentabilidad en los plazos fijos en Estados Unidos se dirigía a economías emergentes en busca de retornos más atractivos. América latina fue un gran receptor de esos fondos especulativos, lo que provocó una apreciación en casi todas las monedas de la región.

La ecuación ahora se empieza a dar vuelta. La economía estadounidense se recupera levemente y la Reserva Federal inició un proceso de retiro de los estímulos. “Las tasas de interés en los Estados Unidos subieron sin interrupción, aun cuando el titular de la Fed, Ben Bernanke, se cansó de decir que haría todo lo necesario por mantenerlas bajas”, advierte Boggiano. La tasa a diez años para los bonos del Tesoro estadounidense se duplicó en el último año, al pasar de 1,4 a 2,8 por ciento. El resultado es que los dólares ahora salen de los países emergentes hacia activos de economías centrales que se consideran libres de riesgo, pese a que la crisis se haya originado en esas plazas.

Entre los más afectados se encuentra Indonesia, que entre finales de abril y principios de junio redujo en un 13 por ciento sus reservas para detener la caída de su moneda. En el mismo período, Turquía gastó 12 por ciento de sus divisas e India un 5 por ciento. En este último caso la salida continúa en aumento, ya que la rupia tocó su nivel histórico más bajo respecto del dólar. El déficit de la balanza exterior de estos países se dispara porque son dependientes de las inversiones extranjeras y la salida de capitales amenaza sus economías. En la región, Brasil se destaca por la magnitud de la caída del real, que en lo que va del año pasó de 1,6 a 2,3 reales por dólar. Su economía está debilitada y la fuga de capitales impactará negativamente en su horizonte de crecimiento. Colombia desvalorizó su moneda un 8,5 por ciento. Las monedas de Uruguay, Paraguay y Perú cayeron 14 por ciento.

En la Argentina, el dólar acumula un alza del dólar de 14 por ciento, pero dentro del esquema de flotación administrada. Los controles oficiales a la dolarización de cartera permitieron morigerar –aunque no anular– la salida de divisas que, en el actual contexto, se hubiese espiralizado. Según el último informe del Banco Central, la fuga de capitales en el segundo trimestre del año se frenó y el mercado cambiario arrojó un saldo positivo de 152 millones de dólares, frente a los 2000 millones de igual trimestre del año pasado

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Guido Mantega, ministro de Hacienda de Brasil, afectado por la crisis.
Imagen: AFP

El buen inversor

-Agrale realizó una inversión de 12,5 millones de dólares en su planta de Mercedes, donde comenzará a producir tractores.

-Konica Minolta, junto a Trascopier y Lasertec, abrió un nuevo local en Mar del Plata.

-Celulosa Argentina concretó la compra de maquinaria alemana para incrementar su producción de papel tissue, con una inversión de 18,5 millones de euros.

-SanCor suscribió un nuevo acuerdo con China para enviar leche larga vida que se suma al convenio para exportar leches infantiles.

-Paseos de Buenos Aires lanzó una plataforma online para unificar sus locales, con una inversión 500.000 pesos.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared