cash

Domingo, 2 de febrero de 2014

FINANZAS › EL GOBIERNO LOGRó UNA IMPORTANTE ADHESIóN AL CANJE DEL BONAR 2014 CANJE DE DEUDA Y REFINANCIACIóN

Canje de deuda y refinanciación

El éxito relativo de la medida allana el camino para repetir la operación y permite evaluar la posibilidad de refinanciar futuros vencimientos de capital en dólares.

 Por Tomás Lukin

El canje de deuda del Bonar 2014 alcanzó una adhesión del 77 por ciento. La operatoria le permitió a la Secretaría de Finanzas postergar el pago de casi 16 mil millones de pesos hasta marzo de 2019, con una leve reducción de la tasa de interés de los bonos. La mitad de la emisión estaba en manos del sector público, fundamentalmente el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de Anses. Por eso, la operación tenía garantizado un piso de adhesión cercano a los 10 mil millones de pesos. El sector privado aportó alrededor de 6 mil millones más. El canje permitió evitar que una importante inyección de liquidez en pesos captada por el sector financiero presione sobre el mercado cambiario a través de los canales legales e ilegales de fuga de capitales. El éxito relativo de la medida allana el camino para repetir la operación y permite evaluar la posibilidad de refinanciar futuros vencimientos de capital en dólares como mecanismo para aliviar la necesidad de divisas en el frente financiero.

La Argentina es el país que más se desendeudó entre 2002 y 2012. La relación entre deuda pública y PIB cayó 73 por ciento, mientras que en el resto del mundo se observó un incremento del 38. La restructuración y la recuperación de los fondos de la Seguridad Social explican la fuerte caída. A mediados de 2013, los pasivos públicos con el sector privado ascendían a solo 12,3 por ciento del Producto, mientras que la deuda intrasector público llegó al 25,7 por ciento. Desde 2010, el pago de pasivos con reservas se convirtió en una herramienta central para sostener la política de desendeudamiento. La preservación de esa estrategia en el marco de una fuerte disputa cambiaria/financiera y la crisis internacional tiene como contrapartida la reducción en el stock de reservas del Banco Central.

El canje del Bonar 2014 –a cambio se otorgó un título a 2019 con un rendimiento que asciende al 25 por ciento– evitó sumar mayores presiones sobre el tensionado mercado cambiario. Después de devaluar y subir las tasas de interés, refinanciar vencimientos en pesos limitó la porción de esos pagos –en este caso, los bonos en manos de privados rondaban los 10 mil millones de pesos– se conviertan en fuga de capitales a través de los canales legales e ilegales de salida de divisas (dólar MEP, contado con liqui y “blue”). Adicionalmente, el canje permite ofrecer instrumentos de mediano plazo con liquidez, un segmento donde la oferta de bonos es limitada, para dar mayor profundidad al mercado financiero.

Con un ritmo más lento, el equipo económico allana el terreno para una posible refinanciación de vencimientos en dólares en el mercado de capitales internacional. En esa estrategia se insertan el acercamiento con el Club de París, el acuerdo con las cinco empresas que tenían sentencias definitivas en el Ciadi –el tribunal arbitral del Banco Mundial– para que levanten sus demandas a cambio de un pago en bonos con quita y la compensación a Repsol por la expropiación del 51 por ciento de YPF.

No se trata de volver al mercado internacional como “endeudadores seriales” para financiar la fuga de capitales de los sectores dominantes sino de refinanciar vencimientos de capital con un costo, tasas y comisiones accesibles. De esa forma se podrían evitar desembolsos por más de 2000 millones de dólares, como la cancelación del Boden 2012, y restar presión sobre las reservas internacionales. La decisión de refinanciar los vencimientos de capital (y continuar pagando los intereses con las reservas) se inserta en una estrategia más amplia de política económica y no representa un objetivo en sí mismo.

Compartir: 

Twitter
 

Axel Kicillof, ministro de Economía, consiguió refinanciar 16 mil millones de pesos.

el buen inversor

-FIAT cambió de nombre como parte de la fusión con la estadounidense Chrysler. La nueva denominación de la marca será FCA.

-La CAF otorgó un préstamo por 237,5 millones de dólares a la petrolera Pan American Energy para inversiones en la cuenca del golfo San Jorge.

-La fabricante de ropa de trabajo Ombú comunicó que es sponsor del Museo de Arte Contemporáneo de Mar del Plata.

-Nobleza Piccardo lanzó una campaña para concientizar a quiosqueros sobre la prohibición de venta de cigarrillos a menores de 18 años.

-Para aumentar el acceso a financiamiento de las pymes, el Banco Nación aportó 120 millones de pesos a su sociedad de garantía recíproca Garantizar.

-La cadena de supermercados Walmart invirtió 50 millones de pesos para abrir una nueva sucursal con la marca Changomás en Trelew.

-Ecosan invertirá 2,5 millones de dólares para desarrollar un centro comercial construido con contenedores en Escobar.

-Corporación América adquirió el 23,4 por ciento de la Società Aeroporto Toscano Galileo Galilei, que administra el aeropuerto italiano de Pisa.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.