cash

Domingo, 24 de abril de 2016

FINANZAS › MEGAEMISIóN DE BONOS PARA CANCELAR LA CUENTA BUITRE Y OTROS VENCIMIENTOS

La rueda de la deuda

La colocación de títulos de deuda por 16.500 millones de dólares se utilizará para cumplir con los buitres y para ir saldando próximos vencimientos. Es muy exigente el cronograma de pagos a lo largo de este año.

 Por Federico Kucher

El Gobierno hizo la colocación de deuda externa más importante de los últimos 20 años de un país emergente, al recibir financiamiento por 16.500 millones de dólares en los mercados internacionales. El equipo económico celebró el mega endeudamiento como el primer paso hacia el desarrollo. Estas divisas, pese a las declaraciones de los funcionarios, no reforzarán las reservas del Central en el mediano plazo ni potenciarán un programa de crecimiento del mercado interno a partir de la expansión de grandes obras de infraestructura. Los dólares que ingresan por esta colocación se usarán casi en forma simultánea para abonar la abultada carga de compromisos financieros del país. Parte importante de los fondos se utilizarán para saldar la abultada cuenta con los fondos buitre, al tiempo que otra porción se destinará a pagar intereses con bonistas reestructurados trabados por el juez de Nueva York, Thomas Griesa. Los vencimientos con el Club de París y otros organismos multilaterales, los intereses generados por la activación del swap con China y el préstamo con garantía de bonos negociado con la banca extranjera son otros elementos que agregan presión al perfil de pagos en los próximos meses.

“Es la mayor demanda de la historia para un país emergente y es la colocación más grande de la historia argentina”, resaltó el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, en la conferencia de prensa del martes al cierre de la emisión. El funcionario afirmó que esta toma de deuda abre una nueva etapa para el país. “Esto sentará las bases para que haya más empleo digno, que Argentina vuelva a crecer e iniciemos el camino de la pobreza cero”, apuntó. Agregó que “el resultado de la emisión nos permitió matar tres pájaros de un tiro: cerrar el default de 2001, resolveré el tema de los pagos embargados a los bonistas que ingresaron al canje y recaudar recursos importantes para el programa financiero de este año”.

La colocación fue por 16.500 millones de dólares a una tasa promedio del 7,2 por ciento anual, aunque las ofertas de inversores extranjeros para comprar bonos del país ascendieron a 69.000 millones. Prat Gay, en la misma línea que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aseguró que en 2016 no se realizará una nueva emisión. Del total obtenido, 9300 millones de dólares se emplearán para saldar el acuerdo con los fondos buitre, por lo que no sumarán ni un dólar a las reservas internacionales. Además, se girarán alrededor de 2500 millones a acreedores que ingresaron a los canjes de deuda pero la justicia de Nueva York impidió depositar el pago de intereses en sus cuentas en el exterior hasta cerrar la disputa con los buitres. En el Central aseguraron que el giro de estos dólares se hará ni bien se cierren aspectos administrativos. Esta carga de interés no será la única para los próximos meses sino que se sumarán pagos de casi 300 millones de dólares por la activación a principio de año de 3000 millones del swap con China y alrededor de 5350 millones por la devolución con intereses del crédito de corto plazo tomado con bancos extranjeros en el primer trimestre. La consultora Elypsis estimó además que los vencimientos con el Club de París y otros organismos multilaterales requerirán 4000 millones de dólares, al tiempo que se deberán destinar otros 1400 millones para cancelar compromisos de deuda con acreedores del sector privado.

El elevado perfil de vencimiento del país para 2016 permite observar que las divisas capturadas por el Gobierno en el mercado de capitales internacional se emplearán principalmente para cubrir pagos de otras deudas. La lógica es opuesta a la de los últimos años, cuando se consideró que cubrir los vencimientos financieros del país con nuevo endeudamiento era caer en un círculo vicioso y ceder soberanía a las instituciones que reclaman ajuste fiscal para seguir prestando.

Compartir: 

Twitter
 

El stock de reservas no mejorará por la megaemisión porque esos dólares se aplicaron al pago de deudas.
Imagen: Corbis

el buen inversor

-General Mills alcanzó un acuerdo para vender su negocio de productos de horneado y servicios de comida al Grupo Bimbo.

-Saesa presentó el Open Season de Energías Renovables 2016 que le brinda la posibilidad a otras empresas de obtener un Contrato de Energía Renovable (Cover).

-Gefco, una compañía clave en la industria automotriz, comenzó a operar en Serbia en donde pretende incorporar soluciones logísticas.

-El Banco Credicoop renovó hasta junio la vigencia del programa de 12 cuotas sin interés Ahora 12 para compras de jueves a domingos.

-El mercado de futuros y opciones Rofex lanzó sus nuevos cursos para mayo para inversores que busquen incursionar en derivados financieros.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.