cash

Martes, 4 de enero de 2005

INTERNACIONALES › MERCADO BURSáTIL Y ASEGURADORAS INTERNACIONALES

Viven en otro mundo

Mientras se contaban muertos de a miles, las Bolsas de Indonesia y de India marcaron records. A la vez, las grandes aseguradoras se manifestaron aliviadas porque salieron casi indemnes de la tragedia.

Por Gaëlle Geoffroy desde Washington

Los tsunamis acabaron con la vida de decenas de miles de personas, pero durante la última semana las Bolsas de Indonesia y de India han superado records inmersas en un clima económico favorable, en un macabro desfase entre los inversores y los más pobres sobre los que se abatió la tragedia. El temblor, tan potente que cambió el mapa de Asia, fue debidamente constatado y luego abandonado por los mercados financieros, más conmovidos por las compras de Navidad y de Fin de Año que por el maremoto del sudeste asiático.
Para los inversores, la cifra clave desde el domingo último no fue el balance catastrófico del maremoto en las costas del Océano Indico, pobladas por hombres y mujeres con poco peso en el movimiento de la economía mundial. El mundo de los negocios se encuentra más inclinado hacia los estudios que constatan que las compañías de seguros salieron casi indemnes de las olas mortales o que los operadores turísticos tuvieron que enviar a otros destinos a miles de turistas.
El costo de los daños provocados por el gigantesco maremoto son aún difíciles de evaluar, pero será poco significativo para las compañías aseguradoras, ya que muy pocas personas contaban con ese resguardo en los países afectados. “Es demasiado pronto para determinar” con precisión el monto de los daños materiales, estimó la agencia de calificación financiera Standard & Poor’s. A una semana de la catástrofe, los especialistas del sector no lograban precisar los costos del maremoto que, según los balances provisorios, causó más de 100.000 muertos y decenas de miles de desaparecidos.
Las pérdidas económicas alcanzarán, al menos, “varias decenas de miles de millones de dólares”, afirmó el Instituto de Información de Seguros estadounidense, mientras que la reaseguradora Munich Re avanzó daños por más de 10.000 millones de euros. Otra reaseguradora que no logró establecer una previsión de costos fue Swiss Re, que esgrimió como razones la extensión de las zonas afectadas y a la falta de precedentes cercanos en el tiempo para poder comparar. Lo que sí parecía definitivo era que las grandes compañías aseguradoras no se verán muy afectadas por los costos de la catástrofe, cuya cobertura no guarda relación con la amplitud de los daños.
En efecto, en las poblaciones arrasadas, la tasa de penetración de los seguros, sin considerar los de vida, es “baja”, subrayó un estudio del instituto estadounidense. En los tres países más afectados, India, Sri Lanka e Indonesia, el promedio de gastos en seguros –no de vida– alcanzó respectivamente los 4, 7 y 8 dólares por persona en 2003. El mismo año, los estadounidenses destinaron 1980 dólares cada uno, equivalentes a 280 veces el gasto individual en Sri Lanka, destacó el documento.
En el costo total del sismo para las aseguradoras extranjeras y locales, estas últimas deberían sufrir un peso mayor. “El nivel de cobertura de riesgos de las personas nos hace pensar que el impacto no será significativo”, dijo John Calagna, portavoz de la aseguradora estadounidense MetLife. Sin embargo, la agencia de calificación financiera Fitch se mostró cauta, debido a la gran cantidad de turistas extranjeros que hay entre las víctimas del maremoto. “Este suceso tiene el potencial de generar primas importantes de seguros de vida y de accidentes turísticos. Sin duda, va a llevar mucho tiempo antes de que todos los reclamos de primas de seguros de vida sean registrados ya que aún no hemos tenido noticias de muchas de las personas afectadas”, precisó la compañía.
En cuanto a bienes, los únicos costos importantes para las aseguradoras extranjeras que operan en la región –mayormente europeas y asiáticas– podrían corresponder a reclamos de complejos hoteleros, balnearios privados o fábricas pertenecientes a grupos extranjeros. Las poblaciones locales son generalmente pobres y el porcentaje de propiedades aseguradas contra desastres naturales es pequeño. Las grandes aseguradoras, que en 2004 debieron enfrentar una importante cantidad de catástrofes como la serie de huracanes a mediados de año en el Caribe y Golfo de México, se verán esta vez menos afectadas pues “muchas de ellas están ampliamente cubiertas” por las reaseguradoras, precisó el Instituto de Información de Seguros. La mayor compañía de seguros del mundo, la estadounidense AIG, afirmó que “los primeros elementos recogidos en los países golpeados por la tragedia sugieren que AIG no tendrá dificultades en términos de actividad, ni pérdidas significativas”.

Compartir: 

Twitter
 

Los pobres, la mayoría de las víctimas, no contratan seguros de vida. Las aseguradas informaron, entonces, que no sufrirán pérdidas.

• El salario mínimo mensual en España será elevado en 4,5 por ciento en 2005,
respecto del año anterior para ubicarse en 513 euros, según un decreto aprobado por el
gobierno español.

• El índice del desempleo
en Colombia descendió
1,6 puntos porcentuales en noviembre respecto del mismo mes del año pasado, al
situarse en el 11,8 por ciento, informó el Departamento
Nacional de Estadística de
ese país.

• Brasil tuvo un aumento
del 30 por ciento en sus
exportaciones este año
respecto a 2003, para
acumular 94.000 millones
de dólares hasta la cuarta
semana de diciembre.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.