cash

Domingo, 25 de febrero de 2007

AGRO › SITUACION FINANCIERA DE LOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS

Un campo con menos deudores

Comparado con 2002, casi el 85 por ciento de los morosos del sector agropecuario, con deudas con el Banco Nación, regularizó su situación.

 Por Claudio Scaletta

Los datos oficiales del Banco Nación muestran que la situación de los deudores del sector agropecuario mejoró notablemente en la posconvertibilidad. A fines de 2002, pasado lo peor de la crisis, las acreencias del campo con la entidad oficial superaban los 2300 millones de pesos repartidos en más de 38.000 deudores. Poco más de 4 años después, en un contexto de expansión sectorial, por no decir boom, los morosos se redujeron exactamente a unos 9400 y la deuda total a 870 millones de pesos. Así, la deuda se redujo a poco más de la tercera parte y los deudores a la cuarta parte. En promedio, cada acreedor debe en la actualidad algo más de 92 mil pesos. Además, no todos los deudores remanentes están en una situación crítica, con peligro de ejecución. Siempre considerando desde 2002, casi el 85 por ciento de los morosos regularizó su situación.

marcha de tractores

La economía es una ciencia que trabaja con cantidades y las cifras oficiales parecen elocuentes: el sector se expande sobre la base de cosechas récord y buenos precios internacionales mejorando año a año la situación financiera de los productores. Sin embargo, para algunas entidades, en especial las que representan a los pequeños y medianos propietarios, el problema del endeudamiento con el Banco Nación está al tope de los reclamos. Advierten que si no se toma una decisión política, muchos productores no podrán pagar y saldrán del circuito. Tratándose del campo, las advertencias de gravedad extrema son habituales, lo que obliga a aguzar los sentidos.

Un camino para aproximarse al problema es observar la distribución regional de quienes continúan con problemas de endeudamiento. Siempre en los números agregados los deudores en peor situación se concentran en la franja del sudeste bonaerense más afectada por las sequías, desde Bahía Blanca a Necochea. También en Entre Ríos, el norte de Santa Fe y Córdoba y en el Chaco, donde los productores de algodón no logran recuperarse.

Esta distribución espacial acerca las primeras conclusiones. Algunos fenómenos que explican el problema son los propios de la actividad agropecuaria, como las sequías. Es el caso, por ejemplo, de Entre Ríos y el sudeste bonaerense. En general, los productores que lograron mejorar su situación financiera son aquellos que se dedican a las actividades más rentables, como la soja y algunos cereales. Otra suerte corrieron los que se concentraron en explotaciones ganaderas, bobinas y porcinas, de tamaño pequeño o mediano, o en economías regionales con poca ventura en los mercados de commodities, como es el caso del algodón en el Chaco. Al fenómeno climático, entonces, se suma la otra gran incertidumbre de la producción agropecuaria: la del mercado, sea por el poder relativo de algunos actores en la comercialización, como en el caso de las carnes bovinas y porcinas, o por los cambios desfavorables en el mercado internacional, como es el caso del algodón.

Un tercer factor es la multiplicación del endeudamiento y el fracaso de las renegociaciones. Aunque el promedio de las deudas es de menos de 100 mil pesos, existe una media de entre 150 y 400 mil. También un número importante de deudores de montos inferiores a los 50 mil pesos. Según argumentan las organizaciones de productores, estos montos tienen poco que ver con los endeudamientos originales. De acuerdo con Federación Agraria, el incremento de origen estrictamente financiero sumado a los costos judiciales provocó una multiplicación de la deuda del 1000 por ciento en la última década. Este es otro punto. En la mayor parte de los casos se trata de endeudamientos de vieja data sujetos a una sucesión de refinanciaciones, lo que más allá de algún desvío por situaciones particulares, indica el fracaso de las refinanciaciones. Llegado el límite actual, el pedido de los empresarios del campo es pagar con producción, no con capital.

De acuerdo con fuentes de la Secretaría de Agricultura, al cierre de este suplemento eran inminentes los anuncios de una nueva refinanciación que incluiría quitas para los productores de las zonas más afectadas, un recálculo de las deudas y la reducción de tasas de interés. También una solución especial para los productores más pequeños que no superen los 20 mil pesos de deuda.

Compartir: 

Twitter
 

agro


  • La Sagpya estimó la cosecha de soja entre 42,5 y 44,5 millones de toneladas, un record que supera a la campaña 2005/2006, que cerró en 40,5 Mt, según los datos oficiales. En 2006/2007 la superficie se incrementó en 5 por ciento respecto del ciclo anterior.

  • La faena de pollos controlada por el Senasa superó por primera vez los 40 millones de cabezas. Fue durante enero, a pesar de que es el mes en que menos se consume. Se trata de un 12 por ciento más que en el mismo período del año pasado. El aumento responde tanto al mayor consumo interno como a las exportaciones.

  • El Gobierno trabaja en un acuerdo con los productores de frutas y hortalizas a fin de frenar los precios por 40 días. El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se reunió con este fin con los representantes de la Cámara de Operadores Mayoristas Frutihortícolas (Comafru).

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.