cash

Domingo, 23 de marzo de 2003

AGRO › IMPACTO DE LA GUERRA EN EXPORTACIONES DEL CAMPO

Ni a favor ni en contra

Por Susana Diaz

Argentina exportó a los países de Medio Oriente alrededor de 900 millones de dólares en 2002, principalmente commodities, entre las que se destacan los cereales y las oleaginosas. Según datos del Indec, el comercio con dicha región –que involucra unos 15 países– ya se redujo en enero un 50 por ciento comparado con igual mes del año anterior. Sin embargo, este mercado no desaparecerá por efectos de la guerra. El peor escenario podría ser su reducción. El verdadero problema para los exportadores locales vendrá por el lado del aumento de los fletes, en especial por la suba de los seguros derivada de la mayor inseguridad global. Así, el potencial mayor precio de las commodities que vaticinan algunos operadores, aumento de valor que no está garantizado, será neutralizado o limitado por los mayores costos de comercialización. Además, muchas empresas de seguros ya anunciaron la suspensión de la cobertura por las pérdidas de cargas por motivo de guerra. Una presión que, en realidad, adelanta los nuevos precios que se vienen.
Sin embargo, los representantes de las principales empresas cerealeras que operan en el país, firmas mayoritariamente de capital estadounidense, prefirieron una interpretación más “patriótica” de los efectos del conflicto sobre la economía local. La decisión del presidente Eduardo Duhalde de mantenerse neutral en la agresión a Irak, sostuvieron, dará lugar a un “castigo comercial” de Estados Unidos. El canciller Carlos Ruckauf se apuró a declarar que este desenlace “está absolutamente descartado”, debido a que “los dos socios más importantes de Estados Unidos, Canadá y México”, asumieron una postura similar.
No obstante, operadores del Mercado a Término de Buenos Aires y de los circuitos comerciales físicos recordaron que en plena dictadura militar, cuando el gobierno estadounidense dispuso un fuerte bloqueo comercial a la Unión Soviética, “Argentina no se alineó con esa posición y vendió todo cuanto quiso, pero poco después Estados Unidos nos hizo pagar con creces” la rebeldía restringiendo el ingreso de alimentos argentinos.
Según los productores de MOA y los exportadores, si el país “no se alinea con Estados Unidos” en su guerra, “dejarán de comprarnos alimentos” por un monto que, en un primer relevamiento, rondaría los 2.200 millones de dólares, incluyendo subproductos de alto valor, como aceites y harinas. Al parecer la guerra no tiene como único frente al territorio iraquí.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.