cash

Domingo, 10 de febrero de 2013

DEBATE › HETERODOXIA E INFLACIóN

Múltiples factores

 Por Maria Alejandra Fernandez Scarano y Guillermo Merediz *

En las últimas semanas se ha discutido mucho sobre un tema controvertido: la inflación.

La ortodoxia plantea el control de la inflación como una condición casi única e imprescindible de la economía. Pero la inflación debe estudiarse como una variable más de la economía; no es una cuestión en sí misma como pretende hacernos creer la ortodoxia y lo importante es analizar sus causas y consecuencias profundas.

La ortodoxia analiza la economía casi como una ciencia matemática pura y para esta teoría el problema de la inflación se soluciona simplemente reduciendo la emisión monetaria.

Para la heterodoxia es un problema más complejo ya que la explicación de la inflación se apoya en una multiplicidad de factores, entre los que se destacan: los desequilibrios en la estructura productiva, la puja distributiva, la formación oligopólica de los precios y la variación en los precios internacionales. Es por esto que también la búsqueda de soluciones es más compleja y sólo serán exitosas las políticas que coordinen múltiples medidas económicas en el mediano plazo.

Entrando en el análisis de las consecuencias, si se aplica el ajuste fiscal y monetario propuesto por la ortodoxia las consecuencias sociales ya son conocidas: caída en el salario real, en las jubilaciones, en los programas sociales y en el gasto público. En definitiva, la resolución del problema trae aparejado, como ya experimentó la Argentina en tiempos pasados, el aumento del desempleo y la pobreza. Por lo tanto, hay que salir de las simplificaciones y ponerse a trabajar en las causas de la inflación.

La aplicación de políticas económicas que promuevan el equilibrio de la estructura productiva para evitar estrangulamientos de sectores productivos y, mediante la desconcentración de la economía, evitar la imposición oligopólica de precios que afectan a las pymes en las cadenas productivas. La inversión juega un papel central a partir de promover un proceso de sustitución de importaciones que permita desarrollar un esquema estable de precios a mediano plazo. Este es un buen punto de partida para ir encontrando soluciones a la inflación.

Un estudio de Flacso permite ver claramente cómo los precios de los sectores monopólicos y oligopólicos crecieron por arriba de la media, quedando en evidencia la estrecha vinculación entre la concentración económica y la inflación.

El último relevamiento del Indec sobre el panel de las 500 empresas más grandes de la Argentina da cuenta de que entre los años 2010 y 2011 hubo una leve disminución de la concentración, ya que la participación de las 100 mayores para en el 2010 en el valor agregado era del 69,2 por ciento mientras que para el 2011 había disminuido al 67,1 por ciento. Es un dato importante porque muestra una reducción en un sector empresario concentrado que permanecía inamovible desde hacía varios años.

Este relevamiento también muestra que las 500 empresas más grandes han obtenido utilidades un 15,2 por ciento más altas que en 2010. Este dato da cuenta de que las empresas formadoras de precios tienen rentabilidades muy positivas producto de la imposición de precios por encima del promedio.

Si bien no es fácil desandar un camino de casi 30 años de desindustrialización, concentración y extranjerización de la economía, desde hace 10 años la política conduce la economía en el sendero del desarrollo. Falta mucho por hacer y descifrar un problema complejo como la inflación. Y sincerar la discusión es un paso importante

* Maestría de Economía Política Flacso.

[email protected]yahoo.com.ar

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.