cash

Domingo, 25 de marzo de 2007

EL BUEN INVERSOR › COMPOSICION DE LA DEUDA, RESCATE DE BONOS Y FUTUROS VENCIMIENTOS

Pesos versus dólares

El Ministerio de Economía estudia canjear deuda en pesos indexados y colocar bonos en dólares. La experiencia de la década pasada enseñó que la dolarización restó autonomía a la gestión económica.

 Por Claudio Zlotnik

Uno de los legados que dejó la década del ‘90 es que una economía no puede basarse en el endeudamiento. La quiebra de 2001 marcó a fuego esa enseñanza. Como así también que, a la hora de buscar financiamiento, una mejor opción es hacerlo en pesos evitando las monedas duras. La última reestructuración de la deuda fue un ejemplo: el 41 por ciento de la deuda pública quedó nominada en pesos. ¿Sería lógico que el Gobierno piense entonces en un nuevo canje con el objetivo de rescatar los bonos indexados en pesos? O ¿será la mejor alternativa que todos los nuevos títulos que se emitan sean en dólares?

A Néstor Kirchner no le gusta tener deuda indexada. Cabe recordar que el ciento por ciento de los papeles en pesos se encuentran atados a la inflación. Como el tipo de cambio permanece quieto, esa regla le está produciendo un costo que al Gobierno le parece exagerado. Cada punto de inflación le cuesta al Estado alrededor de 1680 millones de pesos anuales.

¿Qué pasaría si Economía decidiera realizar un canje? Una colocación de títulos en pesos a dos o tres años de plazo tendría una tasa de interés fija de entre 11 y el 13 por ciento anual, de acuerdo con la experiencia del Banco Central. Una emisión en dólares costaría algunos puntos menos, alrededor de 7,0 a 7,5 por ciento anual, de acuerdo con la estimación que realizan en algunas consultoras.

Es más difícil saber cuál sería el resultado de un canje de más largo plazo. En el mercado, un bono Discount en pesos, con vencimiento en 2035, muestra un rendimiento del 5,85 por ciento anual en términos reales. En la city estiman que, de encontrar nuevo financiamiento en dólares a 28 años, el costo sería un par de puntos más barato.

Desde que se terminó el canje, el Gobierno prefirió cubrir los baches financieros con emisiones dolarizadas. Por colocaciones a cinco y siete años viene pagando de 7,7 al 8,0 por ciento anual. Este año todavía faltan cubrir alrededor de 2500 millones de dólares. Y otros 9100 millones harán falta durante 2008. ¿Qué convendría hacer? Algunas consideraciones:

n Durante los ‘90 quedó en claro que es más beneficioso evitar los descalces de monedas. Lo mejor es endeudarse en pesos ya que el Estado les cobra a los contribuyentes en esa moneda.

n A una economía le sirve contar con referencias de instrumentos en pesos. Armar una “curva de rendimientos” les permite a los bancos y a los inversores tener una muestra en donde observar las tasas para poder prestar.

n También es cierto que, aunque se lo propusiera, a Economía le resultaría muy dificultoso cambiar papeles en pesos por los dolarizados. Los financistas prefieren los bonos en pesos. Les rinden más, en un contexto donde no se prevé una devaluación del tipo de cambio. Más bien, los operadores especulan con un leve deslizamiento hacia abajo del dólar, aunque sea durante la época de la cosecha gruesa.

n Al Gobierno se le aproximan vencimientos en dólares. En agosto, unos 3500 millones de los Boden 2012, a lo que deben sumarse unos 500 millones por el mayor crecimiento al esperado y otros 350 millones de recompra de títulos por la capacidad de pago excedente, una exigencia incluida en el prospecto de canje.

En concreto, no sea que por tener una mirada de cortísimo plazo se cometan errores parecidos a los criticados años pasados.

Compartir: 

Twitter
 

El Banco Provincia logró 243 presolicitudes de créditos por un monto de 37 millones de pesos en la última ExpoAgro 2007.

General Mills Argentina, filial local de la corporación estadounidense, invertirá 10 millones de dólares para la construcción de la planta de las barras de granola “Nature Valley”.

El Banco Ciudad brindará el 20 por ciento de reintegro para compras de libros, artículos de librería y papelería realizadas en comercios del rubro con la tarjeta de débito Moderban.

Banco Macro y la provincia de Misiones suscribieron un acuerdo de asistencia crediticia por 10 millones de pesos a una tasa nominal anual del 12 por ciento, a 48 meses de plazo.

El resultado consolidado del último ejercicio de Siderar mostró una ganancia de 1342 millones de pesos, superior a los 1191 millones obtenidos durante el 2005.

Farmacity sumará 10 locales a los 87 que ya cuenta. Siete de las nuevas farmacias se instalarán en la Capital y las restantes tres en las provincias de San Luis y Córdoba.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.