cash

Domingo, 1 de marzo de 2009

OPINIóN › LOS PATRONES DEL CAMPO Y EL ESTABLISHMENT

El pasado es el presente

 Por  Alberto Daneri *

Si bien mucha gente del campo vive de rentas, históricamente se queja: de los impuestos, de la sequía y de la falta de ayuda gubernamental. Señalan que alimentan al país con sus productos y retenciones. Buscan anularlas, no aceptan perder un centavo y en su discurso autista suponen no necesitar a nadie. Pero callan que ama a sus vacas, sus caballos y sus ovejas porque nunca les piden aumento de salarios.

Dado que Eduardo Buzzi tal vez suma 22.000 pesos mensuales entre la renta del campo que no trabaja y su cargo en la Federación Agraria e igualmente inició otro lockout por la “inestabilidad de los productores”, ¿cómo deberían actuar los tres millones y medio de jubilados que de bolsillo cobran 660 pesos y en marzo tendrán 90 pesos más? ¿Se puede vivir con 20 o 25 pesos diarios cuando superar la línea de pobreza requiere 35? ¿Cuánto escalaron remedios y tarifas? Aunque desde el año 2001 el salario sólo creció 120 por ciento, de aprobarse la 125 el campo habría ganado 500 por ciento más que en el 2001; sin ella recibió 600 por ciento más. Cobos exaltó esa mezquindad. Quizás ignora que en 232 años de vida de Estados Unidos sus vicepresidentes desempataron 244 veces en el Senado: ninguno votó contra el Presidente.

Temiendo perder votos en octubre, ¿el Gobierno tolerará el chantaje de patrones codiciosos que se fingen trabajadores? De fracasar las tratativas, ¿cortarán rutas, habrá desabastecimiento y otra vez subirán 25 por ciento los alimentos? Mientras haya heridas que sanar con el campo, el pasado es el presente. Porque ese establishment siempre se siente dañado. Y exige. En 1944 la Sociedad Rural dijo que su trato con el peón no era de “amo a esclavo” sino de “padre a hijo”. Por eso no tenía domingos libres y ganaba 10 pesos al mes: “Son a veces tan limitadas sus necesidades materiales que un remanente trae destinos socialmente poco interesantes”. El remanente habría permitido al peón enviar sus hijos a la escuela, pero el patrón perdería brazos gratis para la cosecha. Y votos cantados. Perón renovó las reglas ese año con el Estatuto del Peón (aumentó el salario a 150 pesos), hoy perimido por el trabajo en negro. Y en 1946 pidió: “Salten las tranqueras y voten un cambio”. Ya que ni él pudo crear el impuesto a la Renta Potencial de la tierra, aún rige en ciertos sitios la sumisión del film Las aguas bajan turbias.

En contra del mundo, el campo reclama un capitalismo sin regulación; su tierra sube en dólares mientras la urbana baja, siembra soja hasta en las banquinas y Buzzi augura que “este año no habrá trigo suficiente para el consumo local. La escasez llevará a un aumento de precios”. Alineados a su lado, los opositores le juran a su espejo tener alma de líderes, no de seguidores, y sugieren: los impuestos debe pagarlos el consumo. Están dispuestos a ser igualitarios con la gente siempre que la gente (ejemplo: jubilados) no los trate como su igual. Tal vez la Presidenta negocie recordando la profecía de Lenin: “Donde hay libertad para hacer lo que se quiere no hay Estado”.

* Escritor y periodista

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa
    Pesada carga
    La deuda pública total de Argentina asciende a 133.723 millones de dólares. Entre 2009 y 2011...
    Por Roberto Navarro
  • ENFOQUE
    Ausentes
    Por Alejandro Rofman
  • LA ESTRATEGIA DE LAS TELEFONICAS CON SUS TRABAJADORES
    Lejos del sindicato
    Por Natalia Aruguete
  • EL IMPACTO DE LA DEBACLE DE LAS ECONOMIAS CENTRALESO DE LA DEBACLE
    Cinco falacias
    Por Ruben Telechea
  • EL OBJETIVO DE LA UNIDAD DE LAS ENTIDADES
    Desenlaces de la Mesa de Enlace
    Por Jose Luis Livolti
  • LA POLITICA CAMBIARIA DEL BANCO CENTRAL PARA CONTROLAR EL ALZA DEL DOLAR
    Centavo a centavo
    Por Cristian Carrillo
  • El baul de Manuel
    Por Manuel Fernández López
  • OPINIóN > LOS PATRONES DEL CAMPO Y EL ESTABLISHMENT
    El pasado es el presente
    Por Alberto Daneri

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.