cash

Domingo, 4 de enero de 2015

ESCENARIO › RELACIONES ECONóMICAS CON CUBA

Cuando Argentina rompió el bloqueo

 Por Diego Rubinzal

El reestablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana es un acontecimiento histórico. La novedad fue anunciada de manera simultánea por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro. Ese acercamiento, luego de 53 años, admite variadas lecturas. Algunos lo entienden como un triunfo de la Revolución Cubana. Otros sostienen lo contrario. Entre los primeros, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sostuvo que el 17 de diciembre “debería ser instituido como el Día de la dignidad de los pueblos que no se rinden”.

En tanto, Alejandro Horowicz sostiene que “conviene no equivocarse, no se trata de un “triunfo revolucionario” póstumo. Todas las revoluciones triunfantes, desde la francesa hasta la rusa, pasando por la china y la cubana, concitaron la ofensiva contrarrevolucionaria internacional. Y todas, cuando la amenaza del contagio quedó atrás, cuando la coalición conservadora recuperó el control, normalizaron sus vínculos con el orden exterior imperante”.

El futuro de los acontecimientos revelará el impacto real de este suceso histórico. El paso siguiente que todos esperan es el levantamiento del bloqueo norteamericano. Esa medida fue decretada formalmente por John F. Kennedy el 3 de febrero de 1962.

La Argentina fue el primer país latinoamericano en romper ese bloqueo durante el tercer gobierno peronista. Antes de eso, el gobierno de Cámpora había anunciando el pleno reestablecimiento de las relaciones con la isla, dejando atrás la ruptura de los vínculos diplomáticos decidida por Arturo Frondizi. La presencia del presidente cubano, Eduardo Dorticós, en el acto de asunción de Cámpora era el símbolo de una nueva etapa. En ese marco, el ministro de Economía, José Ber Gelbard, impulsó la suscripción de acuerdos económicos con los países del bloque socialista. A su vez, el jefe de la delegación argentina ante la OEA, Jorge Vázquez, denunció “la falsedad de la supuesta armonía de intereses entre Estados Unidos y los gobiernos de América latina”. Ante el pleno del organismo internacional, Vázquez exigió “la reincorporación de Cuba y la virtual exclusión de Estados Unidos de la OEA”. La isla había sido expulsada de ese organismo el 31 de enero de 1962 porque “la adhesión de cualquier miembro de la OEA al marxismo-leninismo es incompatible con el sistema interamericano y el alineamiento de tal gobierno con el bloque comunista quebranta la unidad y solidaridad del hemisferio”.

En agosto de 1973, Gelbard impulsó el otorgamiento de un préstamo a Cuba para financiar la compra de automóviles de fabricación argentina. Las terminales automotrices de origen norteamericano (Ford, Chrysler, General Motors) se negaron a cumplir con ese compromiso debido al bloqueo decretado por Estados Unidos. El secretario del Tesoro norteamericano, George Schultz, declaró que “el asunto de la venta de vehículos a Cuba no es tanto un asunto económico como una cuestión de política externa”.

Las autoridades argentinas rechazaron ese planteo por tratarse de una inaceptable injerencia externa en la política interna. Gelbard contestó que “la Argentina no espera la autorización de nadie para que las empresas instaladas en su territorio efectúen transacciones con naciones con las que mantiene normales relaciones diplomáticas”. La pulseada duró varios meses, ya que las terminales insistían en su negativa y el gobierno amenazaba con represalias. El 18 de abril de 1974, el Departamento de Estado norteamericano finalmente autorizó a las empresas. Al día siguiente, el diario Clarín tituló: “Afloja Nixon: Estados Unidos no puede impedir que la Argentina le venda autos a Cuba”.

En esa ocasión, Fidel Castro sostuvo “es la primera vez que se presenta esta situación en que un país con una actitud política toma una decisión por la que las empresas se ven en la necesidad de acatar la política del Departamento de Estado o acatar la política del país donde residen. Este convenio es el más importante de todos, inclusive a nivel mundial, porque significa un rechazo por parte de Argentina a la política de bloqueo contra Cuba”.

[email protected]

@diegorubinzal

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.