cash

Domingo, 6 de noviembre de 2011

ERIC TOUSSAINT: “G-20, UN FIASCO ANUNCIADO”

Pocas respuestas a la crisis

 Por Flavio Ferri y Gilles Pagaille *

Eric Toussaint, presidente del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (Cadtm), de Bélgica, analiza lo que está en juego en el G-20 frente a la crisis.

¿Cuáles son, en este contexto de crisis global, las apuestas del G-20?

–En este momento se está produciendo una profundización de la crisis, especialmente en los países industrializados. La Unión Europea constituye el epicentro de la crisis. Los dirigentes europeos no logran concretar una solución a la crisis de los bancos privados. El acuerdo alcanzado en la madrugada del 27 de octubre de 2011 no aporta ninguna solución a la Zona Euro con respecto a la cuestión de la crisis bancaria, de la deuda pública soberana o del euro. Los gobiernos de los llamados países emergentes (Brasil, India, China, Rusia) quieren beneficiarse de la situación para conseguir más espacio en las instituciones internacionales como el FMI y el Banco Mundial. Esta reunión del G-20 es la primera reunión internacional después del enorme éxito de la movilización de los indignados del 15 de octubre de 2011. Se movilizó un millón de manifestantes en todo el mundo, principalmente en España, Italia y Portugal, sin olvidar Wall Street.

¿Por qué la crisis europea se ha convertido en un problema global? ¿Qué papel tuvieron Estados Unidos y los países emergentes en esta cuestión?

–La gran desaceleración económica que afecta a Europa o la quiebra de instituciones bancarias como Dexia pueden tener un efecto boomerang sobre el resto de la economía mundial. Por una parte, un efecto dominó sobre las instituciones bancarias o financieras en Estados Unidos y, por otra, una contracción de China y de otros países que exportan sus productos a Europa. Los países de la zona europea, y en particular los del euro, están en el núcleo de la crisis mundial actual y la evolución de la situación en los próximos meses impactará sobre el conjunto de la economía mundial. Estados Unidos está muy preocupado por el efecto boomerang de las quiebras bancarias europeas sobre las instituciones financieras estadounidenses, por la fuerte interconexión existente entre ambos lados del Atlántico. Sus preocupaciones no son estrictamente políticas; en principio son económicas.

¿Qué planes de convergencia se están organizando en Europa con respecto a las deudas públicas? ¿Qué papel tiene la realizada en Grecia?

–En toda Europa, el reembolso de la deuda es el pretexto para reforzar las políticas de austeridad. Llueven mazazos sobre los trabajadores y la mayoría de la población. El avance en Europa de la campaña para la suspensión del pago de la deuda y para la realización de una auditoría ciudadana es el paso que se debe dar. Grecia comenzó el proceso en mayo de 2011 mediante la constitución de una comisión ciudadana de auditoría de la deuda griega. Esta idea arraigó en Irlanda y Francia, en la que un comité ciudadano para la auditoría de la deuda acaba de constituirse. Próximamente, la misma iniciativa se desarrollará en Portugal, España, Bélgica e Italia. Por lo tanto hay una posibilidad real y concreta de reunir a fuerzas sociales que cuestionan el orden neoliberal y, más allá, el sistema capitalista, para reunirlas en torno de un tema unificador. Si se consigue la suspensión del pago de la deuda en varios países mediante la movilización en la calle, esto cambiará radicalmente la relación de fuerzas a favor de la mayoría social. Vale la pena comprometerse en esta lucha

* Del semanario Tout est à nous, Nº 121, del 27 de octubre pasado.

Servicio Informativo “Alai-amlatina”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Pocas respuestas a la crisis
    Por Flavio Ferri y Gilles Pagaille *
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.