espectaculos

Domingo, 7 de junio de 2009

TEATRO › EDUARDO ROVNER LANZA SU PROPIA EDITORIAL, EMERGENTES

“Siempre hay un contexto”

El autor se anima a la aventura de editar obras contemporáneas con la idea de no sólo divulgar piezas sino también situarlas en su tiempo. El primer volumen fue dedicado al teatro checo, el segundo pondrá el foco en experimentos comunitarios.

 Por Mora Cordeu

El dramaturgo Eduardo Rovner acaba de formar la editorial Emergentes, dedicada a publicar obras contemporáneas de autores de distintos países, con una introducción preliminar orientada a especificar el contexto sociopolítico de cada lugar, y cómo éste se refleja en el teatro. “Estoy en contra de la teoría del genio, creo que siempre hay un contexto político, económico, social, cultural que funciona como cultivo, y que en ese marco irrumpen los autores, por eso la editorial se llama Emergentes. Me dediqué a estudiar la época isabelina para ver en qué circunstancias aparece alguien como Shakespeare”, dice Rovner.

Como antecedente, el autor de Sócrates, el encantador de almas, Teodoro y la luna, Noche de ronda y Te voy a matar, mamá, entre otras obras, mencionó que “estudiamos la época con un grupo de Filosofía y Letras, y vimos que en esos días se había formado la primera asociación de autores del mundo, con quince autores, prácticamente desconocidos”. Paradójicamente, prosigue el dramaturgo, “sin ese medio de cultivo no hubiera existido Shakespeare”.

La editorial Emergentes es para Rovner “un emprendimiento cultural, es imposible ganar dinero con esto... su primer título, Teatro checo contemporáneo, tiene obras de Václav Havel, Petr Zelenka y David Drábek, que trabajan con el humor y el absurdo para reflejar la realidad en sus formas más descarnadas”. Hay un estudio preliminar, escrito por Kamila Cerná, donde se plantean las aristas de la realidad checa, “para mostrar de dónde surgen los autores que se publican, y cómo se relacionan entre sí”, precisa el dramaturgo. Dentro del plan de la editorial, “a mí me interesa sacar dos series, una ‘Epocas y estilos’ en la que va a figurar el Siglo de Oro español, el teatro isabelino, el grotesco italiano, para estudiar la época y poner tres obras representativas de cada período. Y después la serie de autores contemporáneos, donde el listado es infinito”, exagera.

Con respecto al primer libro publicado, que pone el acento en el humor y el grotesco como una característica presente en el teatro checo, el dramaturgo contó que sus padres nacieron en Moldavia, “y llama mucho la atención el humor eslavo, porque también es trágico. Es desopilante pero los finales son trágicos”. El segundo título, próximo a aparecer, Teatro comunitario argentino, “remite a una realidad que se ha dado en muy pocos lugares del mundo. Teatros que movilizan a todo un pueblo o a un barrio, hay pueblos donde la mitad forma parte del grupo teatral comunitario”, ejemplificó. En cuanto a sus peculiaridades, “el teatro comunitario está atravesado por los conflictos de una comunidad, en función de contar la propia historia. Es el caso del grupo Catalinas: ellos hablan muchísimo de los inmigrantes, son del barrio de La Boca donde, sin duda, es uno de los temas principales”, afirma.

El teatro, considera Rovner, “no necesariamente debe ser pasatista o un drama para determinada clase social con inquietudes intelectuales, sino que puede ser expresado por todo un pueblo. La riqueza del teatro es increíble. Uno puede elegir entre una comedia, una obra histórica o una tragedia”. “Siempre hay varias razones para formar una editorial, el tema de la difusión para mí es muy importante, mostrar una mirada diferente de la dramaturgia es una de mis intenciones, una manera de incorporar otras perspectivas. Los motivos son muy variados. Lo principal es demostrar que hay un contexto que acompaña la obra”, explicita el editor. ¿Cómo estos primeros títulos se conectan? “Todos somos mezcla, en un país marcado por la inmigración esto se ve claramente”, remarca. “En la República Checa, por ejemplo, se están dando varias obras mías (Volví una noche, Compañía, La mosca blanca) y ellos dicen que yo soy un autor checo, porque tengo la característica del humor pero con un desarrollo dramático, o inclusive trágico”, dice, y sentencia: “Ellos se ven representados por ese estilo y por los planteos de mis obras, la mezcla existe de manera inevitable. Es imposible que no hubiese vasos comunicantes. Siempre los hay”.

Una de las influencias importantes en el teatro argentino, desliza Rovner, y que hasta ahora se sigue representando “es el drama social norteamericano”. Rovner habla del teatro en estos días, “en el que se ve mucha mayor libertad para escribir, aunque pienso que se necesita una síntesis”. Otro tema interesante es la mixtura entre el teatro y otras disciplinas artísticas: “Es uno de los pocos logros del posmodernismo. Hay soliloquios, monólogos que pertenecen a la literatura que entran al teatro de manera muy interesante”. Y en cuanto a la actividad performática, “hace que el teatro se acerque más a la gente... El teatro callejero es una entidad en sí mismo, yo puedo hacer un libro sobre este fenómeno y buscar obras que lo muestren, pero lo que pasa es que hay algunas expresiones difíciles de volcar por su carácter efímero”, indica el autor.

Compartir: 

Twitter
 

“El teatro puede ser expresado por todo un pueblo, su riqueza es increíble”, sostiene Rovner.
Imagen: Bernardino Avila
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.