espectaculos

Jueves, 2 de diciembre de 2010

TEATRO › ACTO POR EL DíA DEL TEATRO INDEPENDIENTE

Luchadores sobre las tablas

El martes por la noche, en el legendario Teatro del Pueblo, fue institucionalizado por la Legislatura porteña el 30 de noviembre Día del Teatro Independiente, en homenaje a la fundación de esa sala por Leónidas Barletta.

 Por Hilda Cabrera

“Estas emociones son demasiado para un viejo, pero todavía me queda el impulso de la lucha, y por eso puedo seguir adelante con los viejos y renovados principios del teatro independiente”, decía profundamente conmovido el actor, director y régisseur Onofre Lovero desde el escenario del Teatro del Pueblo, donde el martes por la noche fue institucionalizado por la Legislatura porteña el 30 de noviembre Día del Teatro Independiente, en homenaje a la fundación de ese teatro por Leónidas Barle-tta, en el convulsionado 1930.

Las palabras de Lovero, director ejecutivo de Proteatro desde el 2000, condensaban el ímpetu batallador de los que les pusieron el cuerpo a las crisis políticas y económicas que sacudieron a la sociedad argentina. Algo de esto pudo apreciarse en las expresiones vertidas en el acto realizado en el teatro de Diagonal Norte 943, desde 1996 a cargo de la Fundación Carlos Somigliana, en sociedad con el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, dueño del predio.

Conducido por los actores Tony Lestingi y Martín Portela y las actrices Alejandra Darín y Agustina Villanueva, el encuentro contó con la ingeniosa y vital entrega de la agrupación Urraka, “teatro de objetos”, que dirigen Hermes Gaido y Luciano Rosso. Utilizando instrumentos de creación propia, abrieron y cerraron el programa, coordinado por Héctor Da Rosa, quien se ocupó también de los libretos. A su vez, los animadores dieron cuenta del creciente desarrollo del teatro independiente (o alternativo) y de la cantidad de salas, mencionando 130, aunque se sabe que son más, pero no agrupadas en las entidades que apoyaron el festejo.

Y recogieron adhesiones, como la del actor y director cordobés Paco Giménez, fundador en 1984 de La Cochera.

El reconocimiento a la trayectoria fue para la actriz, directora y docente Berta Goldenberg, el actor Onofre Lovero y el dramaturgo, director y novelista Carlos Gorostiza, sin por ello dejar de recordar a otros artistas fundadores de salas, como los fallecidos Jaime Kogan y Felisa Yeni (por el Payró) y Alejandra Boero (cofundadora de Nuevo Teatro, en 1950, y Andamio 90). Goldenberg recibió su medalla en el abrazo con Diego Kogan, quien hoy conduce el Payró junto a otros compañeros de ruta. Esta maestra de actores, directora de Anfitrión, memoró sus inicios con Yeni en el IFT (sala de 1932, levantada por inmigrantes judíos) y sus trabajos en el sótano del Payró, que en 1952 fuera el Teatro de Los Independientes, liderado por Lovero.

Gorostiza obtuvo su medalla de manos del actor Oscar “Osqui” Ferrigno, con cuyo padre Oscar Ferrigno el dramaturgo compartió tareas en su juventud: “Pero él se fue a París y nos dejó más con el castigo que con el crimen”, apuntó bromeando. También el autor de Aeroplanos recordó anécdotas de tiempos idos, cuando desde el Teatro La Máscara (de 1939), conducido entre otros por Ricardo Pa-ssano, se pidió a Barletta que les prestara la sala para organizar “debates libres” y llevar dos obritas cortas de Bernard Shaw.

En su alocución se refirió a Lovero, al asombro que producía a comienzos de los ’50 ver en el predio de San Martín 766 “a un grupo de muchachas y muchachos derrumbando paredes, construyendo otras, inventado el Teatro de los Independientes”. Finalizó su participación con la lectura de una oportuna carta fechada en 1952, y en concordancia con Lestingi, invitó al director y docente Alejandro Samek (hijo de Boero y director de Andamio 90) a subir al escenario y entregar la medalla de reconocimiento al emocionado Lovero.

En el tramo institucional de la noche, y precediendo a los homenajes, el ministro de Cultura, Hernán Lombardi, elogió a los independientes, pero se retiró pronto (se dijo que por un llamado urgente), mientras desde la platea alguien pedía mayor presupuesto para la actividad cultural.

Como si nadie hubiera advertido el pedido, el festejo prosiguió sin interrupciones con la presentación de una escena de Ala de criados, de Mauricio Kartun, actuada por la sobresaliente Laura López Moyano, y un minishow de la actriz y cantante Miriam Martino, quien, acompañada en guitarra por Germán Martínez, interpretó temas de Eladia Blázquez, Chabuca Granda y Violeta Parra. Otra encomiable presentación fue la de un fragmento de El conventillo de la Paloma, de Alberto Vacarezza (en versión y dirección de Santiago Doria) donde intérpretes de calidad como Claudio García Satur, Ana María Cores, Ingrid Pelicori, Rita Terranova, Horacio Peña e Irene Almus deleitaron a la platea con sus saineteros personajes.

El cierre llegó a todo ritmo con la chispeante energía de los integrantes de Urraka, creadores de una singular coreografía y de objetos cotidianos, como botellas de plástico, barriles y tablas de lavar, convertidos en instrumentos sonoros.

Compartir: 

Twitter
 

Goldenberg, Gorostiza y Lovero: al Pueblo lo que es del pueblo.
Imagen: Jorge Larrosa
SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.