espectaculos

Viernes, 2 de mayo de 2014

TEATRO › OPINION

Caldo de cultivo nutritivo

 Por Claudio Tolcachir *

En cuanto a resultados, La omisión de la familia Coleman es mucho más de lo que hubiéramos podido imaginar. La cantidad de viajes, la posibilidad de vivir de nuestra vocación, conociendo el mundo y recibiendo tanto reconocimiento por todos lados es una alegría que nunca se nos naturaliza y nos sigue sorprendiendo. Pero lo que más me enorgullece es haber podido, como equipo, compartir esta convivencia con alegría, sin vanidad, sabiendo que somos privilegiados y trabajando incansablemente para defender nuestro trabajo. Estoy orgulloso sobre todas las cosas de nuestro grupo, artística y humanamente.

Esta etapa que estamos por transitar en el Paseo La Plaza es un juego, otro más. Un desafío. Lo que más nos gusta es hacer la obra y estar juntos. Y nos gusta probar cosas nuevas. Esta es una gran apuesta. No sabemos cómo va a funcionar, pero sin duda nos excita hacerlo.

Deseamos que mucha gente, algunos que tal vez no pensarían en ir a Timbre 4, conozcan nuestro trabajo y adopten este tipo de tarea como opción teatral. Lo que nunca termina es nuestro deseo de seguir juntos: es nuestro mayor placer y sería absurdo no hacerlo.

Respecto de la familia, para mí es una gran excusa en donde puedo dejar a mis personajes crecer en el caldo de cultivo más nutritivo y crudo. Es un ensayo de sociedad, de país, de mundo donde todas las miserias y las virtudes florecen.

* Autor y director de la obra.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.