espectaculos

Domingo, 29 de marzo de 2015

TEATRO › SINDROME DE AMOR EN EL TEATRO DEL PUEBLO

Escenas de una canción

 Por Cecilia Hopkins

Víctor Heredia compuso su tema “Síndrome de amor” en 1994, inspirado en un caso real: dos hombres (Pedro y Juan, en la canción) deciden retomar el vínculo amoroso que los había unido cuando se enteran de que ambos habían contraído VIH. Pero también acuerdan en trabajar desde una institución en el desarrollo de estrategias de prevención de la enfermedad. Recientemente subió a escena en el Teatro del Pueblo (Av. Roque Sáenz Pena 943) un espectáculo que lleva el mismo nombre, protagonizado por las actrices y cantantes Miriam Martino y Lidia Catalano, bajo la dirección de Corina Fiorillo. El entramado de textos, que reúne fragmentos de poemas de García Lorca y Armando Tejada Gómez y canciones de diversos géneros (entre otros, “Oye, niño”, de Miguel Abuelo, “Balada para un loco”, de Piazzolla y Ferrer y “Corazón maldito”, de Violeta Parra) cuenta la misma historia, pero desde la óptica de las madres de los personajes de la canción.

Martino y Catalano no solamente compartieron escenario bajo la dirección de Agustín Alezzo en Otros tiempos de vivir, de Thornton Wilder, sino que también coincidieron en estudiar canto con Carmen Favre. Cada una por su parte desarrolló una carrera singular que las vuelve próximas, tal vez por ese placer que, según dicen, experimentan en unir actuación y canto. En esta oportunidad, fue Martino quien pensó en recrear el tema musical que sirve de base al espectáculo, el cual había grabado años atrás para un proyecto que luego no se concretó. Rápidamente se repartieron los roles: Martino sería la madre de Pedro y Catalano, la de Juan, en virtud de textos poéticos hace tiempo interpretados. Según cuentan las actrices, sus personajes fueron cobrando consistencia en la medida en que fueron aceptando el vínculo de amor que une a sus hijos. “Pero no queríamos hablar desde la tragedia –advierten ambas–, sino de un amor transformador visto desde la mirada de dos madres que aprenden a aceptar la elección de sus hijos.”

–¿Fue difícil armar un texto de fragmentos y canciones para contar una historia?

Miriam Martino: –Hubo que leer mucho para utilizar, en algunos casos, solamente alguna palabra o simplemente una frase.

Lidia Catalano: –Ella pensó la obra como una estructura compuesta por diferentes bloques que reflejan el crecimiento de los hijos, los sueños que sobre ellos tienen las madres, el rechazo que ellas experimentan cuando saben de la relación que tienen y la comunión de emociones que al final las une.

–¿Qué curso describen los pensamientos y sensaciones de estos personajes?

M. M.: –Al principio estas madres sienten rechazo por la relación homosexual que han entablado sus hijos. No comprenden, sufren una combinación de asombro y conciencia del peligro que corren. Los padres quieren evitar el sufrimiento de sus hijos y creen, además, que su propia experiencia puede ayudarlos.

–¿Es muy complicado el proceso de naturalizar la palabra cantada?

M. M.: –Tuvimos que trabajar mucho y tener todo muy asegurado, la afinación, el entrar a tiempo en cada pista. Después, sabemos que tenemos que despreocuparnos de la técnica para ponernos a jugar.

L. C.: –Nos preparamos mucho para el encuentro con el público, repasamos los textos y las canciones durante la semana y, cuando se nos ocurre algo nuevo para probar, sabemos que podemos hacerlo, porque una obra sigue enriqueciéndose más allá del estreno.

* Síndrome de amor, Teatro del Pueblo (Av. Roque Sáenz Peña 943), domingos, 18 hs.

Compartir: 

Twitter

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.