espectaculos

Miércoles, 11 de noviembre de 2015

TEATRO › EL CIRQUE DU SOLEIL ADELANTA KOOZA, SU PROXIMO ESPECTACULO EN BUENOS AIRES

“Un viaje a los comienzos del circo”

Así define Ron Kellum, director artístico del espectáculo, Kooza, el nuevo show que llegará en abril del año próximo. “Remite a los orígenes y a toda la emoción relacionada con la acrobacia y el humor de payasos y clowns”, detalla.

 Por María Daniela Yaccar

Algo “completamente diferente” a lo ya visto en la Argentina: así fue definido Kooza (en sánscrito, “caja”), el espectáculo que el Cirque du Soleil mostrará en Buenos Aires en abril. Sus voceros brindaron ayer una conferencia de prensa en La Rural. “Muchas personas dicen que ya vieron al Cirque, que estuvo acá cinco veces. Pero esto es algo completamente distinto. Tenemos 18 shows y cada uno es especial y único”, insistió Ron Kellum, director artístico del espectáculo. Entre otras cosas, lo distinguió porque se trata del “más acrobático, con más habilidades”.

“Es un espectáculo mágico”, prometió Kellum. Los hacedores del Cirque usualmente saben cómo ingeniárselas para sorprender. “Kooza trata sobre la primera experiencia que uno puede llegar a tener con el circo. Remite a los comienzos del circo, a sus orígenes, y a toda la emoción relacionada con la acrobacia y el humor de payasos y clowns.” Kooza recupera, entonces, dos tradiciones que el Cirque du Soleil abrazó desde sus comienzos, en 1984: la acrobacia y el arte de los payasos. Habrá números con sogas, con trapecios y “uno completamente nuevo”, que se sucederán en una atmósfera musical que combinará pop y melodías indias.

Las acrobacias son el “65 por ciento” del show (escrito y dirigido por David Shiner), estimó Kellum. Pese a eso, el espectáculo tendrá línea narrativa y moraleja, como otros del Cirque, aunque esos condimentos no estén tan a la vista como en el caso de Corteo, el que llegó a Buenos Aires el año pasado. Kooza narra la historia de Inocente, un solitario melancólico en busca de su lugar en el mundo. Aborda temas como “la identidad, el poder y el reconocimiento social a través de un universo visual exótico y electrizante”, resume el comunicado de prensa. “La moraleja es que la vida es un viaje. No importa dónde uno va a terminar. Lo que importa es el camino, la experiencia”, contó el director. La obra contará con 48 artistas en escena –entre ellos hay rusos, japoneses, mongoles, españoles, colombianos y de otras nacionalidades– y seis músicos. En esta oportunidad no hay en el elenco ningún argentino.

Corteo, presentado en Buenos Aires en el Complejo al Río, de Vicente López, en junio de 2014, era teatral, oscuro y existencial, y la muerte era el punto de partida desde el punto de vista conceptual. “Kooza es emocionante, feliz. No es como el otro. Remite a ir al circo por primera vez”, contrastó Kellum. El estreno será el 21 de abril en sede a definir. Las entradas se conseguirán a partir de mañana en los puntos de venta de “Tu entrada” y a través de www.tuentrada.com. Según relató Patrick Flynn, director general del espectáculo, Kooza nació ocho años atrás. Se lo vio primero en Montreal, la “ciudad base” del Cirque, como ocurre con todos los materiales que posteriormente giran por el mundo. Paseó por todo Canadá, llegó a Estados Unidos, donde se lo vio por unos años, cruzó el océano y desembarcó en Japón. Luego en Europa. Se presentó en Londres, Madrid, París y Moscú. “Los rusos están muy enamorados de nosotros y nosotros de ellos. Forman gran parte de nuestros elencos, porque Rusia tiene una gran tradición circense”, expresó.

En estos momentos, Kooza se está presentando en Vancouver, Canadá. “Ahí acabamos a finales de diciembre, y desde Vancouver, todo el material del espectáculo, la carpa, va a salir en barco y pasar por Latinoamérica”, contó Flynn. Se insinuó que no se sabe cuándo, después de Kooza, el Cirque volverá a la Argentina. Tony Haswani, desarrollador de negocios del Cirque du Soleil, aclaró que aún se desconoce dónde se presentará la compañía en Buenos Aires: “Estamos seleccionando el lugar. Hay que ser cuidadosos por la logística. Tenemos varias opciones”. La sede se dará a conocer en dos semanas.

El año pasado la compañía cumplió tres décadas. Por eso, y porque Kooza tiene que ver con sus raíces, durante la conferencia se mostró un video que sintetizaba el recorrido. También otro con adelantos del show que se verá aquí en abril. Flynn fue el encargado de hacer un poco de historia. “Como muchos sabrán, el Cirque du Soleil nació de un sueño muy sentido de artistas callejeros que tenían como objetivo hacer soñar a las personas. Eran chicos que comían fuego, que caminaban sobre zancos, malabaristas; personas que no encontraban su camino por los medios tradicionales. Entonces se encontraron en la calle. Allí crearon su primer espectáculo, en 1984”, relató. Una anécdota le sirvió para decir que “el espíritu aventurero” que hizo nacer al Cirque se mantiene hasta la actualidad.

Tras aquella primera presentación, una suerte de “feria popular” en un pueblo cercano a Montreal, la compañía recibió el apoyo del gobierno de Quebec. Nació entonces un pequeño espectáculo de carpa y los artistas fueron invitados a Los Angeles. Partieron de Montreal, en tren, con dinero para llegar hasta L.A., pero no para el regreso. “Los dueños y socios dijeron: al diablo, vamos, intentémoslo. Corramos el riesgo. Si no sale bien volvemos caminando, no importa”, remató Flynn. Todo salió bien. Demasiado bien: hoy el Cirque es una gran empresa ubicada en Quebec que cuenta con 4 mil empleados, de los cuales 1300 son artistas de 50 países distintos. Más de 155 millones de espectadores, en más de 300 ciudades de 40 países de los seis continentes, vieron alguno de sus espectáculos.

“La tradición del Cirque fue de carpas coloridas: amarillas y azules. La primera carpa fue de esos colores. Con el desarrollo de ciertos mercados, sobre todo en Europa, optamos por la lona blanca, para diferenciarnos de los circos tradicionales. Este año volvemos a las raíces en el espectáculo, también con la carpa misma, con nuestros colores de bandera y con un diseño muy particular. Volvemos al formato circo, a diferencia de Corteo, que tenía un formato más de pasarela”, anticipó Flynn. Los directores estuvieron acompañados en Terrazas Bistro de La Rural por Oscar Trestini, de Main Event Productions, y Diego de Iraola, presidente de Five Events Pro.

Compartir: 

Twitter
 

Kooza recupera dos tradiciones del Cirque du Soleil: la acrobacia y el arte de los payasos.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared