espectaculos

Lunes, 9 de octubre de 2006

TEATRO › “SWEET CHARITY”, UN CLASICO

Una Cenicienta para todos los tiempos

El espectáculo que protagoniza Florencia Peña recupera aquellos inolvidables gags de comedia romántica del ’60.

 Por Alina Mazzaferro

Los expertos de Broadway dividen a los musicales en dos grandes grupos, de acuerdo con su estructura narrativa: o siguen la línea de Romeo y Julieta, es decir, la historia de un amor prohibido, o sus núcleos temáticos se vinculan con La Cenicienta y son un relato acerca de la posibilidad de promoción social. Sweet Charity, reciente estreno en el Lola Membrives (Corrientes 1280), es sin duda una Cenicienta con final truncado. La trama responde a la fórmula boy meets girl, pero con un happy end que elude el casamiento: Charity, una cabaretera enamoradiza, decide abandonar la profesión más vieja del mundo cuando conoce a su verdadero amor. Sin embargo, no aceptará ser rescatada por el galán, que le promete una vida de campo y felicidad. “No necesito que me salves”, dice, e inmediatamente destruye la moraleja del cuento que convertía a la sirvienta en princesa a través de la figura del buen príncipe. Ella sabe que es “magnífica” y no necesita que ningún hombre se lo diga al oído para sentirlo así. Esta versión de Cinderella aggiornada a los tiempos modernos significó toda una afirmación de la figura de la mujer en la sociedad, cuando Bob Fosse la ideó, dirigió y coreografió en 1966, basado en el film Noches en Cabiria de Fellini, y luego, en 1969, la llevó a la pantalla grande, con Shirley Mac Laine en el papel principal.

Si en aquella época el destape femenino estaba a la orden del día, para el mundo actual Sweet Charity es casi una pieza de museo, completamente ajena al contexto histórico en que está inserta. Sin embargo, aún tiene mucho que ofrecer: convertida en un clásico, la Sweet Charity que protagoniza Florencia Peña revive aquellas pegadizas melodías de Cy Coleman, recupera los movimientos coreográficos del mítico Bob Fosse y esos inolvidables gags de comedia romántica del ’60, y lo hace con altura y dignidad, respetando a rajatabla cada elemento del guión original. Ni la osadía de “Big Spender” ni la del infaltable número hippie “Ritmo de la vida” pueden hoy apreciarse en su dimensión original; sin embargo ambos son atractivos visual y musicalmente y hoy se han convertido en parte del patrimonio musical que ha legado Broadway. La puesta en escena de esta versión nacional fue impecable: en el primer acto, cada número se desplegó en una escenografía diferente. Así, en sólo segundos, los personajes se trasladaron del parque junto al lago al cabaret Fandango y de allí a los camarines, la terraza del local, una boite glamorosa, la casa de un sibarita millonario, una iglesia poco ortodoxa, un parque de diversiones y un centro cultural. Semejante despliegue escenográfico, colorido y plagado de luces de neón, fue el marco para que todo un cuerpo de baile, con atractivos vestuarios bien sixties, desfilara por la escena.

Florencia Peña compuso a una Caridad Esperanza Amorosa –o simplemente Charity– soñadora e ingenua, que salió airosa en lo vocal y que sólo en algunos pocos momentos dejó entrever las muletillas de comedia con las que compone a Moni, su personaje de Casados con hijos. Nicolás Scarpino, que ya se había destacado en otros musicales pero que ahora tiene por primera vez un papel protagónico, se luce como actor, cómico y cantante. Si esta pareja es la más sólida de toda la obra, el resto del elenco la sigue prolijamente. Y más allá de lo crueles que pueden ser las comparaciones cuando se recuerda a la Mac Laine dirigida por el mismísimo Fosse, esta Sweet Charity lleva todo el espíritu de la original. Como pregona su tema principal, es puro fun, laughs, good time. Yeah!

7-SWEET CHARITY

Intérpretes: Florencia Peña, Nicolás Scarpino, Diego Ramos y elenco.

Libro: Neil Simon.

Música y letras: Cy Coleman y D. Fields.

Coreografía: Gustavo Wons, basada en la original de Bob Fosse.

Dirección musical: Gerardo Gardelín.

Dirección general: Larry Raben.

Compartir: 

Twitter
 

Sweet Charity conserva el espíritu de la versión original.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.