espectaculos

Miércoles, 28 de febrero de 2007

TEATRO › EL ENCUENTRO NACIONAL DEL TEATRO, DEL 12 AL 22 DE ABRIL

La fiesta se traslada a La Rioja

“No facilitar el acceso a la cultura es violar uno de los derechos humanos”, dijo José Nun, secretario de Cultura, en la presentación. Habrá 41 espectáculos para todas las edades, procedentes de las seis regiones en que se divide el mapa teatral.

 Por Cecilia Hopkins

Los exponentes del teatro independiente de todo el país tendrán en breve una nueva oportunidad de confrontar sus respectivas creaciones. Si el año pasado el encuentro se realizó en Buenos Aires, esta vez se concretará en la provincia de La Rioja. Según anunciaron las autoridades del Instituto Nacional del Teatro, del 12 al 22 de abril se llevará a cabo en la capital de esa provincia la XXII edición de la Fiesta Nacional del Teatro. La programación estará integrada por cuarenta y un espectáculos de teatro tanto para adultos como para niños, además de obras de títeres y teatro danza, en cada caso seleccionados en las instancias competitivas previas, en las seis regiones en las que se divide el mapa teatral del país.

Si bien uno de los principales anfitriones del evento, el gobernador riojano, Angel Eduardo Maza, estuvo ausente en el Teatro del Pueblo, la sala donde tuvo lugar el lanzamiento de la fiesta, al menos envió una nota en la que se manifestó “presto para levantar el telón y para aportar un eslabón más a la cultura nacional”, y anunció que “abril será una fiesta de la hermandad”. Por su parte, la secretaria de Cultura de la misma gobernación, quien se había encargado de dar lectura al mensaje de Maza, saludó el hecho de que “todo el país teatral se concentre en una provincia lejana, con pocos recursos, pero con un gran corazón y con deseos de poner al país en el mismo escenario”.

Desde que asumió a fines de 2004, en reemplazo del polémico Torcuato Di Tella, el secretario de Cultura de la Nación, José Nun, asistió por primera vez a este anuncio anual. A su turno manifestó: “Lamentablemente, los años de terrorismo de Estado que hemos vivido han sido la causa de que, a veces, se reduzca el ámbito de los derechos humanos solamente al derecho a la vida”. El funcionario consideró posteriormente que “no sólo los derechos civiles, económicos, políticos y sociales son los que deben ser tenidos en cuenta: los derechos culturales tienen tanta importancia porque son consustanciales con la idea de democratización. Por eso, el no facilitar el acceso a la cultura es violar uno de los derechos humanos”.

Nun agregó que una de las formas que asume esta violación consiste en la distribución injusta de los recursos que un país destina a la cultura. Y para ilustrar esta afirmación, el funcionario detalló que, en ese campo “anualmente la Ciudad Autónoma de Buenos Aires destina, en promedio, 90 pesos por persona, mientras que en ciudades como Córdoba y Rosario se destinan 25, y en el resto del país, menos de 5 pesos por persona”. Luego de plantear que “es necesario corregir esta realidad”, Nun se manifestó orgulloso de estar arriesgando una mirada federal: “Una gestión como ésta luce menos que otra, dedicada a organizar megaeventos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con el objeto de salir en los medios”. Por otra parte, el secretario aprovechó la oportunidad para anunciar la creación en la web de un laboratorio de industrias culturales (www.cultura.gov.ar/lic), desde el cual “se está trabajando en la confección de un mapa cultural del país, tanto a nivel provincial como municipal: uno puede consultarlo para conocer la ubicación, cuadra por cuadra, en la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, de todos los órganos de difusión de bienes culturales, como librerías, cines, teatros y editoriales”. Retornando luego al tema convocante, Nun recordó que la fiesta nacional tuvo su primera edición en el Teatro Cervantes, varios años antes de la creación del INT: “Es la primera vez que un hijo nace antes que su padre”, bromeó. Y ya en pleno clima de distensión, cuando el secretario de Cultura preguntó al director ejecutivo del INT cómo festejaría el año próximo los diez años de la creación del instituto, el aludido, Raúl Brambilla, respondió con un deseo: “Anunciando la autarquía”. Un aplauso general saludó la idea de que la entidad teatral obtenga, finalmente, la tan esperada autonomía financiera.

Compartir: 

Twitter
 

(Des) Vestir Santos, de Ariel Sampaolesi, por el grupo sanjuanino El Candado.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.