espectaculos

Viernes, 27 de abril de 2007

TEATRO › ESTA NOCHE DEBUTA EL ESPECTACULO “OI, OI, HOY”

“El buen judío se ríe de sí mismo”

Gabriel Schultz será el presentador de un trío formado por Diego Wainstein, Dalia Gutmann y Rudy. Harán “stand up judío”.

 Por Oscar Ranzani

Esta noche se producirá el debut de Gabriel Schultz, conductor junto a Sebastián Wainraich de TVR, como comediante. Es que el hombre televisivo (y también radial) subirá a un escenario por primera vez a actuar. Por eso, cuando se le pregunta acerca de sus experiencias en el stand up, responde socarronamente: “Como espectador”, y dice que ni siquiera pagó la entrada. Schultz oficiará de presentador de un trío compuesto por Diego Wainstein, Dalia Gutmann y Rudy. El humorista y psicoanalista también debuta en un espectáculo de stand up. Por eso, a la pregunta inicial responde con otra humorada, pero acompañada de esa cuota de verdad que suelen tener los chistes: “A diferencia de Gabriel, yo a veces pagué. Y algunos los vi en DVD”, dice el editor de Sátira/12. Los cuatro compartirán escenario en Oi, Oi, Hoy, un espectáculo que se promociona como “stand up judío”, pero que sus protagonistas se encargan de aclarar que esta definición está asociada más bien a la mirada y que es para todo público, porque pretenden “un humor abierto”. El mentor del proyecto es Wainstein, que tiene amplia trayectoria en el género (Humor cerebral, El comediómetro), mientras que Gutmann –que monologuea desde 2004– otorgará presencia femenina al show. “Estoy muy contento con lo que tenemos para este show, que es un poco temático”, dice Wainstein, entusiasmado porque “el stand up empiece a tener algunas diversificaciones” y porque se tratará de un espectáculo “que va a tener una paleta de colores distintas, pero con una temática común”. Desde hoy, los viernes a las 22.30 este cuarteto desplegará su humor en la Sala The Cavern del Paseo La Plaza (Corrientes 1660).

–¿Qué temas va abordar cada uno?

Gabriel Schultz: –Yo soy el presentador, con lo cual voy encadenando las distintas situaciones de ellos y, a partir de eso, hago una mirada crítica de lo que son las costumbres del judaísmo, pero por supuesto con humor. Digamos, el famoso sufrimiento en el cual estamos siempre inmersos. Justamente nos caracterizamos por eso.

Rudy: –Y yo estoy con otra de las tradiciones judías que es el psicoanálisis. Otras que aparecen son las madres y una cosa que no es necesariamente judía pero que, de alguna manera, tiene que ver: aparece algo de los celulares, aparece algo de los hijos (otra de las tradiciones judías es quejarse por los hijos), aparece algo respecto de las mujeres, de las parejas. Y mucho sobre el psicoanálisis.

Dalia Gutmann: –Yo tengo temáticas parecidas a las de Rudy, pero obviamente desde otra óptica, porque soy mujer. Aparte, estoy embarazada, así que hablo mucho de que me estoy convirtiendo en una idish mame. Hablo un poco del embarazo y de todas las cosas que le van pasando a una mujer en ese estado. Me gusta mucho hablar de las diferencias entre los hombres y las mujeres, la forma que tenemos de ver la vida. Pero sobre todo mi monólogo es sobre ser madre.

–¿Apuntan a un público heterogéneo?

Diego Wainstein: –Es heterogéneo, porque cada comediante aborda las temáticas desde un punto de vista muy personal. Lo tenemos a Rudy, que pertenece a una generación distinta a la nuestra, Dalia es mujer. Se dispara a distintos sectores de público. Dalia tiene una temática más femenina, Rudy aborda el tema de su hijo adolescente, Gabriel habla un poco de las festividades. Está bastante segmentado, y eso está bueno. Va a dar una amplitud.

–¿Cómo buscaron complementar los distintos estilos? ¿Es necesario hacerlo en este tipo de espectáculos?

G. S.: –Creo que no es tan necesario y eso es lo bueno del stand up, que cada uno tiene su propio estilo y, a partir de eso, hace su espacio. Lo que hay en común es que los cuatro tenemos un humor similar quizás en algunas cosas y, a partir de eso, nos juntamos. Lo que dice Dalia me hace reir, pero no sé si yo lo diría. Obviamente, no estoy embarazado, aunque lo parezca (risas).

–¿La diversidad es la base del desarrollo temático del stand up?

G. S.: –Imaginate un stand up donde todos hablaran de lo mismo. Sería un embole. Entonces, lo bueno es la diversidad de discursos, pero basados en un mismo origen. En este caso, el humor judío que no es un humor para judíos. Es tener una misma mirada sobre temas absolutamente distintos. Todos se van a ver reflejados en algunos momentos –y más de una vez–, se van a ver reflejados en muchas de las cosas que decimos. Eso es el germen de la observación: estar del mismo lado que el público, y a partir de eso, mirarlo, contarlo y hacer reir con eso.

Rudy: –La base del buen judío es que uno se ríe de uno mismo. Tampoco es monopólico, no son los únicos los judíos que se ríen de sí mismos. Pero si nos reímos de nosotros, a partir de ahí también esperamos que se rían los demás.

–¿El stand up es el género humorístico que más permite hablar de la actualidad?

G. S.: –Sí, en algún punto. Vos podés hacer una obra de teatro de la realidad. Pero es difícil que tenga tantas aristas. Entonces, puede ser sobre un tema. No podés estar eclécticamente cambiando todo el tiempo de tema. El stand up sí te lo permite. Podés hablar de un velatorio e inmediatamente después de una fiesta. Y a nadie le choca. Está instalado que está bien. Puede haber una persona hablando del psicoanálisis como Rudy, después Dalia sobre el embarazo y yo de otra cosa y Diego de otra... Es una ensalada de cosas que en una obra de teatro lineal es imposible, porque sería una locura.

D. G.: –Yo siempre pienso que la que hace un monólogo y se sube a un escenario es, en general, gente que tiene muchas cosas para decir y que es muy de observar lo que le pasa alrededor. Y sobre todo, creo que hacer stand up es una manera de exorcizar el sufrimiento. Cosas que quizá mucho tiempo te hicieron sufrir o no te hacen bien las ponés en clave de humor y se establece una especie de exorcismo.

Compartir: 

Twitter
 

Oi, Oi, Hoy se verá desde hoy todos los viernes en la Sala The Cavern del Paseo La Plaza.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared