espectaculos

Martes, 16 de octubre de 2007

TEATRO › “DIARIO PRIVADO DE ADAN Y EVA”

El desafío de reinventarse amistosamente en la escena

China Zorrilla y Carlos Perciavalle entretienen y emocionan en esta puesta basada en textos de Mark Twain. Mezcla de comedia y café concert, la obra es presentada tal como se montó 25 años atrás.

 Por Hilda Cabrera

“¡Quiero descansar! ¡Qué bella y generosa fue la vida!” La Eva que trae China Zorrilla al escenario del Teatro El Nacional se despide y emociona, pero antes de que el público se deshaga en lágrimas, el personaje se recompone. Sucede que tanto la actriz como el actor Carlos Perciavalle –en el rol de un Adán que despliega habilidades de showman– no quieren que esta historia derrape. La vida quita pero también ofrece, de modo que, desafiando finales, una y otro entonan una canción que disipa tristezas y reconforta. Porque también de eso trata esta propuesta que reúne a dos artistas amigos. Responsable de la versión, Zorrilla toma aquí el primer cuadro de The Apple Tree, musical que incluye tres historias de autores diferentes, adaptadas por Jerome Coopersmith, Jerry Bock y Sheldon Harnick. Ese primer cuadro está basado en textos de Mark Twain, quien escribió dos diarios: el de Adán en 1904 y el de Eva, dos años más tarde. Sobre aquella fábula narrada con humor blanco, Zorrilla ideó un espectáculo con música en vivo y elementos escenográficos sin apartarse del formato de teatro leído, tal como se presentó 25 años atrás, en el Teatro Liceo. La actriz bromea incluso respecto de las limitaciones que impone el paso del tiempo y muestra al público una página del libreto impreso en letras catástrofe.

Mezcla de comedia y café concert, el espectáculo se convierte por momentos en diálogo con la platea a través de gestos cómplices y resoluciones jocosas. En este punto, Eva oficia de mandamás y Adán adopta actitudes de niño contrariado, o de adulto perezoso y de menor inventiva que su compañera. En los tramos que transparentan lo escrito por el autor de Las aventuras de Tom Sawyer surge un mundo idealizado, donde lo que preocupa a Adán no es tanto tener con quién hablar sino saber para qué está allí. Interrogante para el que no encuentra respuesta. Por el contrario, Eva, mucho más inquieta en eso de hacerse preguntas, cree haber encontrado más de una.

Se comprende la queja de Adán cuando se construye un refugio para la lluvia pero no puede disfrutarlo en paz porque la criatura “lo invadió”; también que sea ella la que por consejo de la serpiente le sugiera probar el fruto del “árbol prohibido” –metáfora donde lo prohibido es el conocimiento– y le señale que deben trabajar para ganarse el sustento. Sin embargo, ese estado de vulnerabilidad no significa sometimiento, pues ahí mismo Adán descubre que ese “bicho molesto” le será útil y que su única tarea será supervisar.

Este diario íntimo a dos voces resulta ser en la versión de Zorrilla

–autora de la letra de las canciones a las que puso música el uruguayo Federico García Vigil– un juego actoral que resguarda anécdotas, ocurrencias y soslaya penas, no sólo bíblicas. En esta ficción, Eva quiere enamorarse de la vida, y la actriz asume ese deseo de su personaje disparando emociones y convicciones propias. Así, comenta situaciones referidas a la obra; por ejemplo, a quién pertenece la voz de Dios con la que se inicia la fábula, que en esta versión es la del cantante Raúl Lavié. Su Eva se siente parte de un experimento, y en éste se adjudica el rol principal, algo que se subraya, reforzando el contrapunto entre lo masculino y lo femenino, aquí sinónimos de parquedad y charla constante. Pero a no alarmarse: esas oposiciones son resueltas entre chanzas, pues el dilema no es sólo reinstalar el cuento sino también reinventarse amistosamente en la escena.

7-DIARIO PRIVADO DE ADAN Y EVA (EL MUSICAL)

Sobre textos de Mark Twain.

Versión de China Zorrilla.

Intérpretes: China Zorrilla y Carlos Perciavalle.

Pianista en escena: Matías Piegari.

Música original: Federico García Vigil.

Letra de las canciones: China Zorrilla.

Iluminación: Adrián Condomi.

Vestuario: Guma Zorrilla.

Dirección general: China Zorrilla.

Producción artística: Diego Romay.

Producción general: Alejandro Romay.

Lugar: Teatro El Nacional, Av. Corrientes 960.

Funciones: jueves a sábado a las 21; domingo a las 20.

Compartir: 

Twitter
 

China y Perciavalle, amigos y cómplices.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.