espectaculos

Viernes, 20 de enero de 2012

CHICOS › GUSTAVO LIBEDINSKY Y LA VIGENCIA DE PAPANDO MOSCAS

El secreto de divertirse en escena

 Por Sebastián Ackerman

Los seis integrantes de la banda usan un vestuario particular cada vez que se suben al escenario. Hacen rock, jazz, reggae, ska, disco, tarantela, pop. Hace 14 años que tocan juntos. Tienen cinco discos, y los nombres los ubican en el registro en el que más cómodos se sienten: Mi primer rock, Sacando canas verdes, Cabeza de chorlito, La hora de la pavada y Que empiece el show, grabado en vivo. Es que Papando Moscas disfruta de hacer sus espectáculos para los más chicos divirtiéndose como cuando eran niños. “Papando Moscas primero fue y después existió, porque las primeras tres o cuatro veces que tocamos no era un proyecto”, recuerda Gustavo Libedinsky, y promete para el recital de mañana a las 18.30 en el Anfiteatro de Mataderos (Lisandro de la Torre y Av. Directorio, gratis): “Es un recital de rock con todos los ingredientes del género y subgénero, porque no es solamente rock, con una puesta en escena de varieté, gags, sketches y personajes que entran y salen de escena durante y entre las canciones”.

En sus shows se cuentan historias que hacen al gran mundo de los pequeños, y las actuaciones y los gags sirven para dar pie a cada una de las canciones, que hablan de lavarse los dientes o bañarse, jugar con amigos, la hora de irse a dormir y demás “aventuras” que a todos, primero de chicos y después de grandes, nos tocan vivir. “Aportan humor y van contando otras historias”, dice Libedinsky sobre los sketches. En este caso, estos personajes (“absolutamente delirantes”, confía) son una jeringa que vacuna a toda la banda “y al público que se descuida también”, amenaza, y una relación de amor y hastío entre una madre y su hijo, que viene desde el principio, y un poco de rock and roll puede ayudarlos a mejorar las cosas. En este caso, al aire libre, que “lo que más aporta es bienestar a la familia y al público. Al escenario, si hace mucho calor, no (risas). No hay aire acondicionado, se ruega por brisas de aire fresco”, bromea.

Antes de presentarse en el Paseo Hermitage de Mar del Plata el próximo jueves a las 18, también gratis, mañana volverán a tocar “tres o cuatro” canciones de sus primeros discos, promete, y además contarán con la presencia de “una sección de vientos, el dúo Hawaii”, a quienes define para este 2012 como “invitados lo más permanentes posible”. Y, por supuesto, la apuesta es por lograr “la fiesta”, esa comunión entre los grandes y chicos de la platea y el escenario que “se da en el momento en que estás en escena con el público, viendo la cara de los pibes y de los padres, el ida y vuelta que se genera y ves que la gente se divierte y la está pasando bien. Hace que la pasemos mejor nosotros también”, confiesa y reflexiona sobre la trayectoria de Papando Moscas: “Creo que después de tanto tiempo, podemos decir que no sonamos a nadie en particular y sí sonamos a todo el mundo. Si es un plomo o divertido queda a criterio del respetable. Pero ahí hay algo...”, concluye.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.