espectaculos

Martes, 26 de enero de 2010

RADIO › GUSTAVO LOPEZ DENUNCIA LA VENTA DE ROCK & POP ANTE EL COMFER

Un ex banquero que compra en su ley

La adquisición del grupo de radios que hasta hace unos días pertenecía a los mexicanos de CIE violaría la nueva ley de medios.

 Por Mariano Blejman

La compra de las radios del grupo mexicano CIE por parte del ¿ex? banquero menemista Raúl Moneta y el empresario Matías Garfunkel, novio de Zulemita Menem, despertó una inquietud: “O los inversores no leen los diarios, o piensan que las leyes no son para cumplirlas”, dijo ayer a Página/12 el subsecretario general de la Presidencia de la Nación, Gustavo López. La semana pasada se difundió que Moneta y Garfunkel habían comprado las radios FM Blue, Rock & Pop, Metro, San Isidro Labrador, las marplatenses Metro y Rock & Pop, la AM Splendid y una veintena de repetidoras en el interior del país, por 28 millones de dólares.

Sin embargo, la transacción “involucraría la transferencia de licencias de radio más allá de lo estipulado por la Ley 26.522”, o sea, la flamante Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que en su artículo 45 inciso 2 establece “que una misma persona física o jurídica, que incluye a grupos empresarios, pueden ser titulares de una licencia de radiodifusión AM y hasta dos licencias de radiodifusión FM, cuando existan más de 8 licencias en la misma zona de cobertura como es el caso de la ciudad de Buenos Aires”.

Eso es lo que consta en la denuncia que López presentó ante el Comfer, poco antes de reunirse con la diputada Silvia Vázquez, de la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, quien hoy daría una conferencia de prensa al respecto. Como se sabe, Moneta ya posee Radio Belgrano (con lo cual tendría dos radios AM) y las publicaciones Infocampo, El Federal, Bacanal, Infocampo TV (que se emite por Canal 9) y Dinámica Rural.

Para López, éste “será un caso testigo”. ¿Por qué? Según quien fuera interventor del Comfer durante el gobierno de la Alianza, no se trata de abrir juicio de valores sobre “los personajes que realizan la compra, sino que es un caso testigo no controversial. Porque los casos que se han presentado hasta ahora, que son genéricos, tienen que ver con pedidos de amparo para que no se aplique la ley por supuestos derechos adquiridos. Hasta ahora han sido dueños de medios que creen que con la ley de la dictadura tenía ciertos derechos. Pero esto ya se trata de una operación en el marco de una nueva ley. Y con la nueva ley seguro que no tienen ningún derecho adquirido”, dijo López.

Para el funcionario no deja de ser curioso que, a dos meses de sancionada la nueva ley de medios, “digan por los diarios que van a realizar esta operación que la ley no permite. Yo presento mi preocupación como parte del Poder Ejecutivo al Comfer y a la presidenta de la Comisión de Comunicaciones, para que finalmente se conforme la Comisión Bicameral y que la oposición designe a sus representantes, que la nueva ley se termine de reglamentar y se haga cumplir. Pero incluso la vieja ley tampoco lo permite”.

Sobre el motivo por el cual se encaró una operación que podría ser ilegal, López sugiere que “o no se dieron cuenta, o los actores privados creen que la ley no se va a cumplir. En términos personales y políticos, después de este esfuerzo que hicimos para que se dicte un nueva ley, aunque no sea mi función específica de gobierno, quiero ser fiscal de la aplicación de esta ley”, dijo López.

Según informó a este diario una alta fuente del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), el grupo mexicano fue intimado a vender sus radios por el anterior interventor Julio Bárbaro, ya que según la ley anterior (22.285) los mexicanos no podían ser titulares por ser extranjeros, y tenían un plazo para vender hasta el último día de 2010. Sin embargo, hasta ayer, el Comfer no había sido notificado oficialmente de la operación que trascendió por los diarios, con lo cual para el órgano controlante la transacción todavía no había ocurrido. Sin embargo, se advirtió, “el grupo comprador deberá ajustarse a la nueva ley, todavía no reglamentada”.

La puja por la compra de CIE provocó un largo desgaste interno en FM Rock & Pop, el buque insignia del grupo, y –aunque la radio tiene en estos momentos programación de emergencia por el verano–, ya corrieron los primeros rumores de movimientos internos, que parecen preparar el terreno para una futura negociación. El sitio Hipercrítico, de Luis Majul (quien es vecino de carpa de playa de Mario Pergolini en Cariló), publicó que el conductor de ¿Cuál es? pensaba dejar la radio por una supuesta enemistad con el banquero Moneta, que Daniel Hadad le había ofrecido comprar alguna de sus FM, y que el Grupo Clarín le había ofrecido el horario de la mañana de FM 100. Sin embargo, todas las fuentes consultadas por este diario desestimaban la posible salida de Pergolini de la radio, que en algún momento él pensó en comprar, y creen que se trata de una maniobra del conductor para llegar mejor parado a una negociación con Moneta.

En todo caso, quien ya vació su oficina en estos días es Quique Prosen, histórico director de la radio.. Sin embargo, Marcelo Ripoll, hasta ahora presidente de CIE Argentina, fue curiosamente ratificado en el cargo por el grupo ingresante. Lo que fuentes de la radio sugerían es que Ripoll formaría parte de la nueva sociedad.

Compartir: 

Twitter
 

Raúl Moneta, nuevo dueño de un paquete de radios.
Imagen: Gustavo Mujica
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared