espectaculos

Martes, 26 de enero de 2010

CINE › LA SOBRINA DEL DIRECTOR ABANDONO LA FUNDACION FELLINI

Peleas de pueblo chico

Francesca Fabbri Fellini no quiere ser más parte de la organización que preserva el legado del genial Federico. Según los directivos, son cuestiones casi de Amarcord de las que el cineasta se reiría.

 Por Andrew Johnson *

Federico Fellini es uno de los mejores directores que haya conocido el mundo. Sus películas La dolce vita –con su célebre escena en la Fontana di Trevi, en Roma– y 8 y 1/2 son a menudo citadas en las listas de mejores películas europeas de todos los tiempos, que le aseguraron a Fellini una presencia regular en las ceremonias de los Oscar. Ahora, mientras su pueblo natal de Rimini, al norte de Italia, se prepara para conmemorar el que sería su 90º cumpleaños, se desató una pelea entre la fundación epónima de Rimini, que preserva su legado, y la sobrina del cineasta. Con cierta carga dramática, Francesca Fabbri Fellini renunció al directorio de la fundación, llevándose cuatro de los cinco Oscar del director de la bóveda familiar, y una biblioteca de dos mil libros.

Su sentido del tiempo no podría haber sido mejor... o peor. Nine, un musical protagonizado por Penélope Cruz, Daniel Day–Lewis y Nicole Kidman, inspirada en la obra maestra 8 y 1/2 (1963), acaba de estrenarse en Italia. El fin de semana pasado, Fabbri Fellini rompió un período de negarse a discutir el tema y aseguró que se sintió menospreciada por la Fundación Fellini, que en noviembre entregó su premio Fellini a la trayectoria al director estadounidense Sidney Lumet. El galardón fue doblemente significativo, ya que correspondió al año en que se cumplieron 50 años desde la filmación de La dolce vita. Pero Fabbri Fellini fue dejada afuera de la lista de invitados a una cena de honor celebrada en París. “Cuando se entregó el premio, nadie se molestó en presentarme a Sidney Lumet –dijo la mujer a un diario italiano–. Tuve que perseguirlo por el corredor del Grand Hotel en Rimini para poder conocerlo. Debería ser natural que se me considerara la embajadora de Fellini ante el mundo. Miren a Paloma Picasso. OK, ella es la hija, pero se trata de una cuestión de ADN. Tratándose de mi tío, no quiero que esto se reduzca a una peleíta.”

De todos modos, la fundación no pareció muy perturbada por la “irrevocable” renuncia de Fabbri Fellini. Señaló que sus actividades no sufrirán cambios, y agregó que está a punto de recibir 1500 clips de cine y TV de Fellini raras veces vistos, provenientes de RAI y Cinecittà. Vittorio Boarini, director de la Fundación, señaló que en el pasado Fabbri ya renunció dos veces. “Francesca es lo que podríamos llamar una persona vivaz –dijo–. La última vez que renunció organizó un premio en nombre de Fellini para Ingmar Bergman, que no apareció. Nosotros realizamos una ceremonia de premios en Rimini para Martin Scorsese, que sí asistió.”

Algunos observadores han realizado maliciosos paralelos entre la pelea y las películas de Fellini, como Los inútiles, sobre su juventud en Rimini, que a menudo se reía de las actitudes de pueblo chico. Pupi Avati, presidente de la Fundación, dijo: “Esto es típico de esas peleas de pueblo chico que se ven en Amarcord. Si la cosa se reduce a discutir si los Oscar van a mi casa o tu casa, seguramente Fellini se reiría a carcajadas. Francesca es una querida amiga, pero quizás debería estar ayudando a encontrar sponsors para impedir que la Fundación tenga que cerrar”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

La sobrina de Fellini se llevó cuatro de sus cinco Oscar.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared