espectaculos

Jueves, 6 de noviembre de 2008

VISTO & OIDO

El arcón de memorabilia siempre puede tener algo más: un comprador anónimo pagó ayer en Reading (Londres) 4100 libras esterlinas (unos 6500 dólares) por una película en Súper 8 tomada clandestinamente durante un show de The Beatles en el Estadio Municipal de Kansas City, durante la gira estadounidense de 1964. Sin audio y con una duración de apenas dos minutos, el film –único testimonio de esa noche– muestra a Paul, John, George y Ringo tocando en el escenario, un material que llevaba más de cuatro décadas arrumbado. “Limpiamos la casa de mis padres y encontramos la cinta atrás, en un cajón”, dijo Drew Dimmel, propietario hasta ayer de la película.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.