espectaculos

Miércoles, 11 de noviembre de 2009

VISTO & OIDO

Britney Spears está en crisis por el abandono del público en su primer concierto en Australia, según declaraciones de su productor, Paul Dainty. Su actuación del sábado en Perth desató una gran controversia: a modo de protesta por el playback de la cantante, que apenas movía los labios, los espectadores comenzaron a abandonar el espectáculo. Recién ayer, Spears se refirió a la polémica, aunque sin hacer alusión alguna a su fingido directo, en una actitud similar a la que luego tomaría su productor. “Algunos periodistas consideraron bueno el show y otros no. Yo me debo a mis fans en Australia”, remarcó la diva pop, que tiene previstos más conciertos en Melbourne y Sydney.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.