espectaculos

Martes, 20 de julio de 2010

VISTO & OIDO

Un batallón de funcionarios, abogados y filólogos de Israel, Alemania y Suiza participaron ayer de la apertura de una serie de cajas que contienen páginas manuscritas y dibujadas por Franz Kafka, en el marco de una batalla legal por la propiedad de los documentos del autor. El material conforma el legado del escritor que heredó su amigo y editor Max Brod, y luego su secretaria y amante, Esther Hoffe. El contenido de las cajas es reclamado por dos hermanas israelíes, quienes aseguran haber heredado los documentos de su madre, quien a su vez los recibió del editor de Kafka. Sin embargo, el gobierno israelí argumenta que, como Kafka era judío, su trabajo forma parte del legado cultural de la nación.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.