espectaculos

Jueves, 19 de agosto de 2010

VISTO & OIDO

Al contrario de las casas natales de John Lennon o Paul McCartney, la de Ringo Starr nunca fue considerada patrimonio cultural británico. Pero el descuidado edificio número 9 de la calle Madryn recibe cada año a cientos de fanáticos de la mano del guía Philip Coppel. Ahora, las autoridades de Liverpool planean demoler la vivienda, supuestamente en peligro de derrumbe. La idea, que persigue el “saneamiento del barrio”, circula desde 2005, pero acaba de hacerse pública. Enseguida, los fans hicieron oír su voz. Algunos sugirieron trasladar ladrillo por ladrillo la casa a otro lugar. Y Coppel fue un poco más lejos: ya piensa en acciones legales y tildó a la iniciativa de “criminal”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.