espectaculos

Viernes, 10 de septiembre de 2010

VISTO & OIDO

“Me gustan las chicas, me gustan las drogas, me gustan mi guitarra, James Brown y Madonna”, cantaba Pity en “Las cosas que no se tocan”, canción de Intoxicados. Por lo pronto, solamente tendrá la viola y algún disco del soulero y de la diva, si es que le permiten llevarlos a la clínica privada de rehabilitación donde fue internado ayer por orden judicial. La decisión del juez Marcelo Zabalía llegó luego de que el cantante de Viejas Locas no pudiera declarar el viernes pasado por una sumatoria de las causas penales en su contra, pues padecía de un “síndrome confusional”. Entre ellas, el secuestro de una cámara propiedad del Canal América y el “accidente” en el que su representante recibió un disparo del arma del cantante.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.