espectaculos

Martes, 7 de febrero de 2012

VISTO & OIDO

Madonna, vestida como Cleopatra, fue la atracción del entretiempo del Super Bowl, la final del fútbol americano en Estados Unidos. Botas de tacos altos, vestido negro y dorado con capa y una espectacular corona ataviaron a la reina del pop, quien irrumpió sentada en un enorme trono y rodeada de guardias romanos, mientras cantaba “Vogue”. Tras presentar “Give Me All Your Luvin”, el primer single de su nuevo disco, tiró su corona e hizo varias piruetas con sus bailarines. Luego cantó uno de sus mayores éxitos, “Like a Prayer”. Los invitados fueron Nicky Minaj, M.I.A. y Cee-Lo Green.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.