espectaculos

Viernes, 25 de septiembre de 2009

CULTURA › EL FESTIVAL DE CULTURA EROTICA XEX PROPONE COMPARTIR INFORMACION, PERO NO FLUIDOS

Sexus, plexus y nexus en Buenos Aires

El encuentro plantea que “lo único anormal es no vivir tu sexualidad a pleno”. La madrina argentina será Natacha Jaitt, la morocha que tuvo un orgasmo frente a Chiche Gelblung, y habrá debates y charlas con profesionales reconocidos.

 Por Luis Paz

Del lat. sexus.

1. m. Condición orgánica, masculina o femenina, de animales y plantas.

Casual, seguro, débil, fuerte, bello, feo, patológico, patético, oral, vaginal, anal o virtual: sea como fuere, el sexo es el origen y el fin del mundo vivido y el epicentro del mundo multimedia. Es eros, la Madre Tierra y el polvo del que venimos y hacia el que vamos, siempre origen y fuente de vida. Pero también thanatos, la virulencia, el padre abusador, los complejos y la tierra tragada. El único espacio donde socialismo y liberalismo se parecen. El encastre de los cuerpos. El soporte de las mentes. El alimento del alma. El modo más estrecho con el que relacionarse orgánicamente con otro. La cereza sentimental. Pero el sexo, bendito sea, es estructurante también de relaciones de poder, de dominación y de manipulación, maldito sea ahora. El sexo puede serlo todo o no ser nada, pero lo que seguro será es elemento de la vida cultural de los pueblos, en su arte, sus tradiciones y sus mercados. Hoy y mañana, el festival de cultura erótica XEX Buenos Aires llega al Palacio Alsina para sacarlo de la cama y del armario.

En su Hetera de la memoria, el poeta flamenco Herman de Koninck destaca “qué apropiado es que sexo y exuberancia compartan la misma misteriosa x”. Con un razonamiento similar, podría decirse que en XEX, escrito a mitad de camino entre esa equis solitaria (¿privada?) del sexo y las tres multitudinarias (¿públicas?) del XXX, podría haber una instancia XX (¿comunitaria?). Bueno, un festival precisamente se trata de eso, de compartir. En este caso, no fluidos (durante el encuentro, el sexo en vivo está tan prohibido como en los baños), aunque sí productos, experiencias, publicaciones y obras, pero esencialmente informaciones.

XEX está planteado desde la idea de que “lo único anormal es no vivir tu sexualidad a pleno”. O eso explicó Natacha Jaitt, actriz, notera, modelo, vedette y erotóloga industria nacional, ex Gran Hermano España y Bailando por un sueño... Sí, esa misma morocha que “tuvo un orgasmo” en cámara en De dónde vengo, el programa de Chiche Gelblung. Responden a la promesa de Jaitt, madrina argentina del festival, la selección de productos de sex shop, lencería y cosmética; los stands de arte corporal (piercings y tatuajes); las clases de strip-tease y baile del caño; la participación de editoriales y publicaciones; la presentación de novedades para la pantalla chica, la grande, el reproductor de DVD y la computadora; y los ciclos de debates, charlas y diálogos con profesionales como el sexólogo Juan Carlos Kuznetsoff o artistas como Federico Andahazi. Un XEX bien completito, como debía ser para mantenerse en concepto.

En ese gran circo del sexo en el que a todos les toca ser payaso, sin dudas una atracción principal serán las acrobacias vaginales de la modelo erótica (alguna vez bailarina y actriz porno) española Sonia Baby. Sí, acrobacias vaginales, que ella explica: “Tengo el record mundial por haber puesto 50 metros de collar en mi vagina y 150 metros de banderas. Puedo coger medio litro de leche dentro y lanzarla a cinco metros. Ah, y también tiro pelotas de ping pong”. Si ésas no son acrobacias, que el Cirque du Soleil devuelva el dinero de las entradas.

Por cierto, junto a la de XEX viene adosada la entrada a la fiesta que luego de la medianoche ocurrirá en el Palacio Alsina, “el boliche mejor rankeado de Latinoamérica”, según explicó Leonardo Grecco, anfitrión de la conferencia de prensa, antes de que Natacha le recordara los años en que era el conductor de El mundo de Disney. Una boca amplia, la de Natacha. Precisamente sobre eso tratará su conferencia-show Garganta profunda. Sony Baby, que humildemente prometió venir a aportar su “granito de arena” y responder lo que quieran preguntarle, intentará batir su record para establecerlo en 200 metros de banderas.

También participa la compañía Punk Cabaret, que presenta espectáculos burlesque-sado-hard en los que conviven “lo artístico y lo erótico”. Y por ahí anda el eje del festival, hacer de puente. Desde ya que no es una experiencia que ponga punto final a la discusión sobre el erotismo como hecho artístico, pero lo expondrá en un ámbito performático, con discurso social (“prejuicios y tabúes afuera”), desde una perspectiva cultural y con el recurso a personalidades y empresas del espectáculo.

Y, por vez primera, un festival donde todos los gustos sexuales están cubiertos y discutiendo la clásica escena del pene entrando en la vagina en primer plano: lesbianas, gays, travestis, transexuales, transformistas, sados, juguetones, mirones, novatos, expertos, todos. Eso sí: no deja de ser un poco vergonzoso que sea la primera vez que ocurre. En materia de indignación, ahí está también el grito que lanzó Sonia (“¡la Wikipedia está mal!”) cuando le preguntaron por su biografía. “Sí, me crié en la calle y empecé en strip-clubes, pero mido mucho más que 1,50.” Esa propuesta de información de primera mano, convidada y “de calidad”, es de lo que se trata XEX.

* Hoy y mañana desde las 18 en Alsina 940 (www.xexfestivaleroti co.com).

Compartir: 

Twitter
 

La española Sonia Baby se crió en la calle, fue stripper y actriz porno. Ahora hace “acrobacias vaginales”.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.