espectaculos

Viernes, 22 de enero de 2010

CULTURA › EL NUEVO ESPECTACULO DE ELEONORA CASSANO

Retirarse no es dejar de bailar

El 2 de mayo de 2006, en una entrevista motivada por el estreno de su obra Cinderella Tango Club, Eleonora Cassano había mencionado frente a Página/12 que sabía que se acercaban sus funciones de despedida. Durante el resto de la década no abandonó los escenarios, pero ahora, a casi cuatro años, la notable bailarina refrescó la posibilidad: “Ya superé la edad que Julio (Bocca) se puso para dejar de bailar. Tendría que hacer una despedida del material clásico, lo que no significa dejar de bailar. Sólo quiero aprovechar el tiempo restante”.

Luego de una temporada 2009 “muy dura”, con muchas oportunidades de trabajo y varios países recorridos, Cassano está presentando en Mar del Plata y San Luis su espectáculo El tango de burdel, de salón y de calle. “El querer aprovechar todo el tiempo restante no significa que no me canse, pero ahora priorizo el hecho de estar en el escenario”, explicó en rueda de prensa, antes de comentar que su gira por España e Italia tuvo “excelentes resultados”, lo que la dejó “feliz en cada función”. En el medio, hasta hubo tiempo para hacer una versión abreviada de Manón junto al reconocido bailarín y coreógrafo Manuel Legris, de la Opera de París.

“Me gustaría volver a hacer Bayadera o Romeo y Julieta, piezas que cuando las hice no tenía toda la preparación que ahora poseo. Lo que tengo en mi mente es hacer Manón completo”, reveló sus intenciones Cassano, de recién cumplidos 45 años. “En su momento le señalé a Julio que podía continuar con otras cosas. El puso los 40 como límite pero le insistía en que en su carrera podía seguir haciendo otras cosas, dejando el clásico de lado. Pero a él el retiro le pasaba por otro lado”, siguió la bailarina. ¿Y a ella? “Yo estoy bien porque tengo esos conceptos instalados.”

Yendo un poco más allá, Cassano también esbozó la idea de realizar una obra contando su vida, algo así como La Cassano en el Maipo mejorada, y se refirió al fallecimiento de Sandro: “Tuve la suerte de bailar con él. Con Julio hicimos El día que me quieras en el Luna Park, hay un DVD de ese show, que fue maravilloso. Su muerte me puso muy triste, pensé que al recibir los órganos había salido, pero no pudo ser”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.