espectaculos

Viernes, 12 de abril de 2013

CULTURA

Cómo romper con el paradigma liberal

Tres expositores de la región coincidieron en que las nuevas legislaciones tienen que garantizar la libertad de expresión a través de un modelo democrático, como el argentino.

 Por Sergio Sánchez

El proceso en materia de desconcentración mediática que atraviesa la Argentina desde la creación y aprobación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) no sólo sirvió de ejemplo para otros países latinoamericanos, sino que desnudó los niveles de concentración que existen en la región. Sobre esa idea giró la mesa “Nuevos mapas comunicacionales para nuevos horizontes políticos: paradigmas en disputa en Argentina, Ecuador y México”, de la que participaron ayer la defensora del Público de Argentina, Cynthia Ottaviano; la defensora de los Radioescuchas de Radio Educación de México, Beatriz Solís Leree, y el abogado ecuatoriano en Derecho de la Comunicación Romel Jurado Vargas. Durante la inauguración del Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA), los tres expositores coincidieron en que las nuevas legislaciones tendrían que apuntar a romper con el paradigma comunicacional “mercantil, autoritario, individualista y liberal” vigente y garantizar verdaderamente la libertad de expresión a través de un modelo “democrático”.

La mexicana Solís Leree describió el escenario actual del campo mediático en su país y así puso en evidencia las similitudes con la realidad argentina antes de la llegada de la ley de medios. “En México tenemos un modelo altamente concentrado de medios, particularmente en manos de dos empresarios privados. Ambos son competidores en la televisión, pero el año pasado se hicieron socios en materia de telefonía. Hay una predominancia del modelo comercial, en lugar de un equilibrio social, educativo y tendiente a la multiplicidad de posibilidades. A causa de la concentración, los contenidos son pobres y no variados ni de calidad. También hay atraso tecnológico: no se avanzó en materia de televisión digital terrestre. Y, por último, no se otorgan las licencias con transparencia.” El 95 por ciento del espectro radioeléctrico hoy en México pertenece a dos empresas mediáticas: Televisa y TV Azteca. El otro cinco por ciento es dominio público-estatal. “Y eso afecta nuestro derecho a la libertad de expresión, porque son ellos quienes marcan la agenda, los gustos y los modelos”, enfatizó Solís Leree. Y en la televisión por cable la cosa es más preocupante: “Televisa ocupa el 80 por ciento del espectro. Se trata del dominio de una sola voz”, resaltó.

Para el abogado ecuatoriano Jurado Vargas, “hay reglas jurídicas e institucionales pensadas para favorecer a las empresas mediáticas”. “En Ecuador hasta hace poco las licencias se podían heredar, así de privatizado era todo”, se alarmó Jurado Vargas y explicó que el espectro está repartido en ocho grupos privados. Por eso, hoy Ecuador debate en el Congreso una legislación mediática inspirada en la LSCA argentina y los postulados desarrollados en la década de 1970 por el Nuevo Orden Mundial de la Información y la Comunicación. “La comunicación tiene que ser una herramienta para garantizar el desarrollo del ciudadano y la pluralidad de voces y la libertad de expresión. Entonces, todos tienen que tener acceso a ella. Hay que pasar de un paradigma individualista, castrense, vertical y tradicionalista a uno democrático en clave emancipatoria”, resumió Jurado Vargas. La ley ecuatoriana también apunta a redistribuir el espectro en tres tercios iguales correspondientes a medios comunitarios, estatales y comerciales.

A su turno, Ottaviano dio a conocer en qué consiste la defensoría del Público argentina creada hace apenas cinco meses. Su objetivo será responder las consultas del público sobre el funcionamiento (si se aplica o no, qué falencias existen) de la ley de medios (www.defensoriadelpublico.com.ar). Por ejemplo, se podrá denunciar un caso de violencia mediática o trato discriminatorio. La intención es alentar la participación ciudadana.

Compartir: 

Twitter
 

Romel Jurado Vargas, Cyntia Ottaviano y Beatriz Solís Leree, en el debate del MICA.
Imagen: Pablo Piovano
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.