espectaculos

Jueves, 20 de junio de 2013

CULTURA › ARTE EN LA ESCUELA, DECLARADO DE INTERES CULTURAL, ARTISTICO Y EDUCATIVO

Para que los pibes puedan ser pibes

El programa creado en 2006 por el C.C. de la Cooperación fue distinguido por la Cámara de Diputados. “El arte es una actividad dinámica y unificadora, con un rol potencialmente vital en la educación de los niños”, subrayó la coordinadora Antoaneta Madjarova.

 Por Facundo Gari

“Venimos a agradecer profundamente la decisión de elegir sentar a un chico que es cartonero desde 2001 en una butaca”, ponderó Patricia Olivari, trabajadora social de la Escuela Nº 77 de Villa Caraza, Lanús. Lo hizo el martes por la noche en el Centro Cultural de la Cooperación (CCC), durante la entrega del diploma de la Cámara de Diputados que declara de interés cultural, artístico y educativo al proyecto Arte en la escuela. “Es una experiencia increíble materializar que un niño sea igual a otro. Que estos chicos que trabajan puedan venir acá, sentarse en una platea y ver un espectáculo de altísima calidad hace que tengan la posibilidad de ser verdaderamente niños”, se explayó.

Esa es la idea de esta iniciativa creada en 2006 por el area de Títeres y Espectáculos para Niños del Departamento Artístico del CCC: acercar a alumnos de escuelas de barrios pobres de la ciudad de Buenos Aires y del conurbano al teatro, de manera gratuita y con transporte incluido, para después ampliar ese tanteo a la imaginación en talleres de creatividad y reflexión. Según los organizadores, la Sala Solidaridad (donde también se realizó la entrega del diploma concedido por la Cámara baja en noviembre del año pasado) recibe a más de 22 mil pibes por temporada. “El arte es una actividad dinámica y unificadora, con un rol potencialmente vital en la educación de los niños”, subrayó la coordinadora del proyecto, Antoaneta Madjarova, reconocida titiritera búlgara radicada en la Argentina y directora del espectáculo infantil Circo Fokus Bokus, que como cierre del acto mostró un par de sus singulares números fluorescentes.

El “rol vital” pudo apreciarse en el audiovisual explicativo de Arte en la escuela, que se proyectó hacia el final del encuentro: si en las clases de dibujo utilizaban sobre todo colores opacos, tras una de las más de 70 funciones ofrecidas por año para la movida en el CCC, los pequeños comenzaron a gastar los crayones más brillantes. Es uno de los sentidos por los que Madjarova repitió que de la mano de la creación “el niño proporciona una parte de sí mismo: podemos interpretar cómo siente y piensa su entorno”, porque el arte también es “lenguaje del pensamiento”. “Es una oportunidad de llegar a la magia, al descubrimiento del alma. No me voy a olvidar más la cara de los chicos al ver las luces de esta sala”, agradeció Roxana Medeot, directora de Jardines de Infantes Nucleados del Distrito Nº1 porteño.

Maestros, niños, artistas y representantes del Banco Credicoop (mecenas de la iniciativa) se amuchaban en media popular. Juano Villafañe, poeta y director artístico del CCC, destacó primero la labor de la coordinadora: “En las variantes del títere, el teatro negro y la comedia del arte, la suya es una producción de excelencia, que nos permite hacer una construcción social entre educación y arte”. Aportó después otras experiencias de la misma tradición que Arte en la escuela. “La de la señorita Olga Cossettini en Rosario, adonde llevó a Juan Ramón Jiménez, Jorge Luis Borges, Victoria Ocampo, Nicolás Guillén y Rafael Alberti; la de Luis Iglesias, con Viento de estrellas; y la de Javier Villafañe (su padre), que fundó 700 teatros de títeres en escuelas argentinas.” El diputado nacional Juan Carlos Junio, referente del movimiento cooperativo, desmenuzó el costado “político” del proyecto, en línea con su concepción de la política como herramienta de transformación social. “Intentamos sembrar en los niños y junto al arte la idea de cooperativismo, para que desde pequeños puedan generar principios e ideas de solidaridad, amistad y ayuda mutua, en lugar de vivir desde el individualismo actual.” Por eso, antes que una iniciativa solidaria, a pesar de la sala en la que se exhibe, Arte en la escuela es “un compromiso ideológico”, cerró.

Compartir: 

Twitter
 

La titiritera Antoaneta Madjarova es la coordinadora del proyecto reconocido por Diputados.
Imagen: Gentileza Revista Acción
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.