espectaculos

Jueves, 20 de junio de 2013

CIERRA LA FUNDACION CENTRO DE ESTUDIOS BRASILEIROS

Tristeza nao têm fim, otra vez

 Por Silvina Friera

“La Funceb se va a morir”, protesta Rogerio Cormanich, docente de portugués en esa institución desde 1993. La defunción está estipulada para el próximo 30 de junio. No es agradable andar en el limbo, ignorar los entresijos de un asunto que afecta a docentes y empleados de este emblemático centro de estudios. Una carta condensa el cuadro de situación. “Con dolor y estupor nos enteramos de la decisión de la Embajada de Brasil en la Argentina de cerrar la Fundación Centro de Estudios Brasileiros, institución señera en la difusión de la cultura de Brasil y la lengua portuguesa, continuación del antiguo CEB fundado en 1954 –se lee al principio del texto–. Profesores que ven sus derechos laborales avasallados, alumnos desconcertados, el edificio de Esmeralda 965 desactivado, todo inconcebible. Funceb ofrecía cursos de lengua en todos los niveles, profesorado de portugués, un servicio impecable de biblioteca y mediateca, conferencias, funciones de cine, exposiciones, cursos de música brasileña, un programa de español para brasileños; estaba en funcionamiento de lunes a sábado, de la mañana a la noche. En fin, era una institución modélica, amada por sus alumnos y por quienes éramos docentes. Se anuncia ahora la creación de otra institución, el CCBA, la cual no capitaliza lo más importante: el capital humano, el personal con años de experiencia y un alumnado consolidado.”

La carta está firmada por Cormanich, Amalia Sato, Rosanne Maria Nascimento de Souza, Laura Marcato, Marina Alves Costa, Margo Heinze y Valmir Luiz Roos, entre otros docentes y empleados. “Ojalá, por el bien de la cultura argentina y brasileña, alguien se atreva a revisar esta nefasta decisión, tomada desde algún insensible escritorio burocrático en la Embajada de Brasil en Buenos o en el propio Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, en Brasilia”, plantean los profesores al final de la carta. Cormanich cuenta a Página/12 que el sector cultural de la embajada decidió decretar el cierre de Funceb “de modo arbitrario, abusivo e inesperado”. Tanto el cuerpo docente como los empleados –agrega– no recibieron ninguna información oficial. Para integrar la nueva institución que se creará en reemplazo, el CCBA (Centro Cultural Brasil-Argentina), les exigieron a todos los docentes presentarse a concurso. “La cantidad de vacantes para los profesores es la misma –explica Cormanich–. Pero cada profesor que aprueba el concurso tiene que enviar un telegrama de renuncia a la Funceb, para no tener derecho a ningún tipo de indemnización. Este centro nuevo exige trabajar cuarenta horas semanales, ocho horas por día, para cobrar un sueldo que es dos veces menor de lo que cobraba cuando trabajaba quince horas por semana. Ni que estuviera loco. Ellos quieren dedicación exclusiva, pero para eso hay que pagar mucho más a cada docente.”

“No quiero que cierren la Funceb porque es un lujo tener un instituto donde todos los profesores sean nativos”, dice Amalia Sato. “En cultura hay que sumar, no aniquilar –subraya la profesora del Programa de Español para Brasileños, traductora y editora de la revista Tokonoma–. En la Funceb se trabaja en serio; hasta el site de la Embajada de Brasil que ahora lo quiere suprimir irónicamente lo consideraba la institución más importante en la difusión de la lengua y la cultura de Brasil. No cierren Funceb, capitalicen, no destruyan, y lo pido por las nuevas generaciones de argentinos que merecen tener un acceso a la cultura de Brasil, tan noble como el que yo recibí.”

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.