espectaculos

Domingo, 17 de noviembre de 2013

CULTURA › TERMINO EL I ENCUENTRO DE COORDINADORES DE FERIAS DEL LIBRO

Para agilizar la circulación

Veinticuatro ferias de todo el país acudieron a la convocatoria de la Fundación El Libro. Se debatió, entre otras cosas, sobre la dificultad que tienen los libros de salir de su zona más cercana de influencia.

 Por Silvina Friera

La experiencia de escuchar tramas disímiles con de- safíos compartidos, la creación de una red de trabajo y la certeza de que “esto recién empieza” –y cómo no celebrar los buenos principios– son las conclusiones iniciales del I Encuentro de Coordinadores de Ferias del Libro, que terminó el viernes, organizado por la Fundación El Libro (FEL). “El hecho de que hayamos logrado que vengan 24 ferias, como dijo uno de los participantes, es todo un éxito”, cuenta Gabriela Adamo, directora de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, a Página/12. “Una de las cuestiones más interesantes que se debatieron fue la circulación del libro en el país, la dificultad que tienen los libros de salir de su zona más cercana de influencia. Por un lado, vamos a reforzar el peso de cada una de las ferias como generadoras de identidades locales. Todas están comprometidas en darle un lugar muy importante a la producción local y ver de qué manera potenciarla más. Los autores de provincias están muy mediados para llegar a Buenos Aires. Depende de cuál sea el mediador, es lo que viene. Pero llega muy poquito. Queremos generar un Diálogo de Escritores de Provincia, aún no sabemos qué nombre le vamos a poner, muy parecido al Diálogo de Escritores Latinoamericanos para festejar los 40 años”, anticipa Adamo.

La pesquisa previa para concretar este Primer Encuentro, aclara Adamo, fue “detectivesca”. A través del mapa cultural del SinCa (Sistema de Información Cultural de la Argentina), la FEL convocó a todos los coordinadores de ferias que encontró. No participaron las ferias de Mendoza y Azul –no pudieron viajar sus respectivos coordinadores– y algunas invitadas como Chaco y La Pampa no acusaron recibo. “Tenemos ideas mucho más concretas, como tratar de reunirnos entre todas las ferias para conseguir algún tipo de subsidio general para hacer viajar a los autores por todas las ferias del país”, plantea Adamo y destaca que se está armando el primer mapa de ferias de libros de la Argentina. “Las mismas ferias tendrán un lugar destacado en la Feria de Buenos Aires. Hubo muchas quejas porque las grandes editoriales no les prestan atención a la mayoría de las ferias. Nosotros, como fundación, podemos poner en marcha un mecanismo para que exista una mejor articulación entre las ferias y las editoriales.”

Lucía Muñoz tiene 39 años, es licenciada en Trabajo Social y directora desde hace cinco años de la Feria de la Cultura Popular y el Libro de San Juan. “Yo era la directora de la Biblioteca Sur del departamento Rawson, a seis kilómetros de la capital. Desde esa biblioteca soñamos con una feria y comenzamos a involucrar a todas las bibliotecas populares de la provincia, a los libreros, a las editoriales y a las escuelas. Fue tal el lío que armamos, en el buen sentido de la palabra, que el gobierno de la provincia nos ayudó, a través del Ministerio de Turismo y Cultura, y empezamos a hacer la feria en 2009, en vacaciones de invierno, con plena Gripe A. Pensamos que iba a ser un fracaso, pero tuvimos más de 7000 personas. Primero arrancamos con cuatro días, después fueron seis. Este año llegó a siete días y el próximo serán diez días. ¡Cada vez crecemos más! Comenzamos con 36 stands, luego pasamos a 50 y ahora tenemos casi 200 stands, donde no sólo participan editoriales y librerías, sino todas las manifestaciones culturales; hay stands de programas de murga y del sindicato de la música”, sintetiza Muñoz.

La directora de la Feria de la Cultura Popular y el Libro de San Juan subraya que este primer encuentro ha sido “maravilloso”. “La circulación del libro es un tema primordial. Las grandes editoriales no conocen el trabajo que hacemos en las provincias ni a nuestros escritores. El gran problema es cómo hacemos circular los libros por todo el territorio nacional, cómo podemos trabajar codo a codo con las editoriales de manera más directa, cómo logramos que las librerías compren y tengan dentro de su stock, por ejemplo, autores sanjuaninos, autores de la Patagonia, del Litoral. Este es el gran desafío que todos nos llevamos. Queremos que las ferias sean el puntapié inicial de la lectura para las nuevas generaciones”, explica Muñoz con entusiasmo y una claridad meridiana. “Hay un plan de articulación entre librerías, editoriales, el Estado y los autores. Es importante que las librerías locales se conecten con otras editoriales para que nos podamos nutrir de autores de todo el país. Las ferias tenemos que tener la capacidad de promover muchos y diversos autores, además de formar más y más lectores.”

Muñoz confirma que las ferias juegan un papel fundamental en las identidades locales. “Pero no tenemos que limitar por eso las ferias al libro, sino que a través de la lectura se pueden establecer puentes con la música, las artes plásticas y todas las actividades, culturas y manifestaciones artísticas, pero siempre partiendo del libro como centro de ese universo. En nuestro caso, no sólo nos preocupamos por los libros, sino por la juventud, para que tengan su cabecita ocupada en leer un libro y no en otras cuestiones.” Adamo propuso que el II Encuentro, con fecha aún por definir, se haga en un lugar que no sea Buenos Aires. “Ahora nos conocemos por primera vez cara a cara y sabemos quién es quién. Esto recién empieza.”

Compartir: 

Twitter
 

La idea es potenciar las producciones locales y darles mayor visibilidad.
Imagen: Luciana Granovsky
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.