espectaculos

Miércoles, 20 de agosto de 2014

CULTURA › HOMENAJE A QUINO EN EL MINISTERIO DE EDUCACIóN DE LA NACIóN

Y Mafalda sigue haciendo escuela

Ilustradores, rectores, docentes, estudiantes y personal del ministerio ovacionaron al dibujante, en un acto por los cincuenta años de la aparición de Mafalda. La obra maestra de Quino se distribuirá en colegios de todo el país.

 Por María Daniela Yaccar

El Ministerio de Educación de la Nación homenajeó a Quino. Y Quino homenajeó a la escuela pública. “En mi trabajo he tratado de dar todo de mí”, expresó en el Salón Leopoldo Lugones del Palacio Sarmiento, en un acto por los cincuenta años de la aparición de Mafalda. “Y lo que di es lo que me dio la escuela pública, laica. Hice una universidad primaria: teníamos que dibujar los huesitos del cuerpo humano, la geografía del planeta, estudiábamos Botánica. Estoy agradecido de que me inculcaran todo eso. Los maestros me dieron todo de ellos”, dijo el dibujante, aplaudido por rectores de universidades, ilustradores, docentes, estudiantes y personal del ministerio.

Lo acompañaron Juan Sasturain; el ministro de Educación, Alberto Sileoni; el secretario de Educación, Jaime Perczyk; y el fundador de Ediciones de la Flor, Daniel Divinsky. El homenaje por el cumpleaños de Mafalda –que apareció por primera vez en septiembre de 1964 en el semanario Primera Plana– no acabó en el acto de ayer. La cartera que encabeza Sileoni lanzó una colección –Mafalda para armar– con una selección de tiras compuesta por cuatro cuadernillos, cada uno con un eje temático (el mundo, los amigos, la familia y la escuela). Se imprimirán 10 millones de colecciones, que se distribuirán en escuelas primarias y secundarias y en terciarios de todo el país. Por otro lado, se distribuirá una publicación con los derechos de niños y niñas, en formato desplegable y con viñetas también de Mafalda, traducida a siete idiomas: wichí, qom, mbyá-guaraní, ava-guaraní, quechua, mapuzungun unificado y mapuzungun ranguileo. Llegarán 2.350.000 ejemplares a distintos establecimientos. “Me han impresionado las cifras”, recalcó Quino.

Luego de que el docente y narrador Claudio Ferraro dialogara con una Mafalda de yeso ubicada a la derecha del escenario y repasara algunos de los chistes emblemáticos, los oradores fueron tomando la palabra. Sasturain leyó un texto que tituló “Lavado y sin planchar”. En el pasaje dedicado a Mafalda, planteó: “Es una obra maestra, una enciclopedia. Es el pensamiento de los temores, las ilusiones y los conflictos de la clase media urbana, en vísperas de la tragedia argentina”. Y agregó un rasgo “increíble” de la obra de Joaquín Salvador Lavado Tejón: “¡No tiene chistes flojos!”.

Sasturain fue más allá de Mafalda y repasó la obra del creador. Marcó tres puntos de inflexión: “Cumplimos cincuenta años de Mafalda... digo ‘cumplimos’ porque es de todos”, se rió el director de Fierro. “Además, cumplimos sesenta de los primeros dibujos de Quino, publicados en el ’54. Y cuarenta desde que dejó de dibujar a Mafalda.” De sus primeros tiempos, cuando Quino hacía “humor mudo”, destacó la “línea tan clara como sus ideas”, su demostración de que era posible “hacer otra cosa al margen del costumbrismo del humor porteño”. En los sesenta “hizo otra cosa. Saltó la valla de la mano de la petisa y en un solo gesto rompió su rutina. Asumió riesgos, tomó la palabra. Asumió la secuencia de la tira autoconclusiva y creó un personaje”. Allí fue cuando Quino “cambió de lugar en el kiosco”, saliendo del “patio trasero de los diarios”. Finalmente, Sasturain concluyó: “Hace cuarenta años empezó de nuevo. Estaba cansado de dibujar a Mafalda. Ha sabido ser siempre el mismo y cada vez ha sabido ser otro, y no ha sido una estrategia para sobrevivir, sino la coherencia de un artista, algo que no se dibuja, pero que se nota al dibujar”.

“Quino es un maestro. No debe haber en las aulas argentinas de las 24 jurisdicciones una presencia tan sostenida, transhistórica como la de Mafalda”, recalcó, a su turno, el ministro Sileoni. “Es literatura política. El humor, en estas orillas, siempre puso en aprietos al poder. Es una tarea política como la de los educadores, que nunca es neutra.” Los materiales que se repartirán en las escuelas fueron editados a través del Plan Nacional de Lectura. Sileoni informó que se realizará un mural dentro del Palacio Sarmiento de 3 x 2 metros en homenaje a Mafalda, en el salón Alfredo Bravo. “Esta es la mejor literatura para los maestros”, coincidió Perczyk, quien explicó el objetivo de la publicación de los derechos del niño: “Es el intercambio cultural. Van a ir a las escuelas con mucha población de pueblos originarios, y también a las que no tienen población de pueblos originarios”. Destacó el trabajo de los maestros que colaboraron con las traducciones.

Divinsky, quien edita a Quino desde 1970 junto a Kuki Miller, hizo reír a la platea con un recuerdo: “Si este acto tuviera un título podría llamarse ‘La venganza del cuadrito’: yo soy un adulto mayor. Cuando llevaba revistas de historietas a la escuela, había que leerlas desde debajo del pupitre, porque se sancionaba leer cuadritos. Y Quino ha entrado en el ámbito sagrado del Ministerio de Educación”, sostuvo. Al final, ovacionado, habló Quino, y dijo que estaba muy “acojonado” por el homenaje, que no sabía que iba a ser “tan fuerte”.

Compartir: 

Twitter
 

“Lo que di es lo que me dio la escuela pública”, señaló Quino, junto al ministro Alberto Sileoni.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.