espectaculos

Domingo, 22 de febrero de 2015

CULTURA › RECOPILAN LOS ESCRITOS POLITICOS DE FERNANDO PESSOA

El poeta que se retractó a tiempo

Aunque el autor de Libro del desasosiego fue acusado de colaboracionismo en los comienzos de la dictadura de Salazar, un flamante libro con 66 textos inéditos que se presentó en Lisboa revela que tardó poco tiempo en posicionarse en contra del fascismo.

 Por Silvina Friera

Como si caminara por una cuerda floja tendida sobre los abismos del pasado y el futuro, el mayor poeta portugués del siglo XX dejó más de 25 mil documentos inéditos –anotaciones inclasificables con su letra encriptada como una garrapata, poemarios, cartas, reflexiones políticas– en apenas 47 años de vida. A Fernando Pessoa le gustaba estar en movimiento. El demiurgo de los heterónimos, un pequeño ejército literario encabezado por Alberto Caeiro, Ricardo Reis, Alvaro de Campos y Bernardo Soares, tuvo una extensa y compleja relación con la política. Descontento con la república proclamada en 1910, colaboró desde joven en Acción, revista del Núcleo de Acción Nacional, abrazó el sebastianismo –por el joven rey don Sebastián (1557-1578), un mito mesiánico por el cual se volvería a restaurar el esplendor portugués para todos–, y en 1928 firmó el opúsculo, “Interregno, defensa y justificación de la dictadura militar en Portugal”, del que luego renegaría. Aunque el autor de Libro del desasosiego fue acusado de colaboracionismo en los comienzos de la dictadura de António Oliveira Salazar, un libro con 66 textos inéditos que se presentó en Lisboa revela que tardó poco tiempo en fustigar al dictador y posicionarse en contra del fascismo.

El historiador y sociólogo José Barreto reunió en Fernando Pessoa: sobre el fascismo, la dictadura militar y Salazar (editorial Tinta da China) una significativa colección de textos políticos, muchos de los cuales aún permanecían inéditos. “Desde la izquierda, a veces se omiten los escritos más incómodos que Pessoa publicó, se ensalzan sus opiniones antifascistas y se olvida el resto. Yo quise poner todo a disposición de los lectores para que puedan hacer un juicio equilibrado”, explicó Barreto. Pessoa nació en 1888 y murió en 1935, tres años después de que Salazar tomara el poder. Aunque en un principio manifestó su simpatía por el golpe militar y por Salazar, la recopilación de Barreto muestra un paulatino desencanto del poeta ante las líneas implantadas por el régimen militar, a cuyo líder terminó acusando de alejarse de la clase intelectual portuguesa. “El pensamiento de Pessoa evolucionó enormemente a lo largo de los años”, afirmó Barreto, que además consideró que la principal característica en la ideología del poeta es el individualismo. “Al contrario de la poesía, que es introspectiva e intemporal, los escritos políticos están muy ligados a los acontecimientos en curso”, comparó el historiador.

El primer gesto de la beligerancia antisalazarista de Pessoa está fechado en 1935, el último año de su intensa vida. “El insulta a la inteligencia portuguesa”, escribió en una carta dirigida al entonces presidente de la república, Oscar Carmona. Habían transcurrido dos años de la puesta en marcha de la Constitución del Estado Novo –eufemismo del régimen para denominar su férreo dominio sobre el pueblo– y el poeta no vaciló en arrepentirse de su inicial tibieza. “Su primera posición sobre el déspota se basaba en la voluntad firme que éste testimoniaba, especialmente para dotar a Portugal de un ideal nacional”, advirtió Barreto, historiador que trabaja en el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad de Lisboa. Uno de los textos más atractivos del libro es una entrevista a un antifascista italiano, publicada en el extinto diario Sol en 1926. Todos los artículos de esta exhaustiva recopilación están atribuidos a Pessoa, que no utilizaba para su prosa política el recurso emblemático de los heterónimos, pese a que algunas de sus criaturas literarias tenían marcadas posiciones ideológicas, como el poeta Ricardo Reis, médico de profesión, latinista y acérrimo monárquico educado por jesuitas, que emigró a Brasil; o el ácrata poeta-campesino Alberto Caeiro: “No tengo ambiciones ni deseos./ Ser poeta no es una ambición mía./ Es mi manera de estar solo”.

Antes de morir, Pessoa se definió como “un conservador antirreaccionario, un cristiano gnóstico opuesto al catolicismo”. Los escritos políticos del poeta llegan a las librerías de Lisboa a meses de conmemorarse los 80 años de su muerte –el 30 de noviembre– y en el centenario de la fundación de la seminal revista Orpheu, aglutinante de la modernidad literaria portuguesa impulsada por el propio Pessoa. Su descomunal obra inédita es como un “baúl lleno de gente”, en palabras del entrañable Antonio Tabucchi, que aún atesora un puñado de sorpresas.

Compartir: 

Twitter
 

Pessoa se definía como “un conservador antirreaccionario”.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.