espectaculos

Viernes, 28 de agosto de 2015

CULTURA › RAUL PORCHETTO, PERSONALIDAD DESTACADA DE LA CULTURA

Mucho más que las canciones

Ante un auditorio repleto de músicos y representantes de los derechos humanos, el músico recibió el reconocimiento no sólo por su obra, sino también por su compromiso por causas como Arte por la Paz. “Bien aplicada, una canción puede producir cambios increíbles”, dijo.

 Por Sergio Sánchez

“No soy muy amigo de los premios, pero para que la Legislatura te otorgue este reconocimiento tiene que haber habido unanimidad de todos los bloques, y valoro mucho que así lo consideraran. El reconocimiento fue muy lindo, y también estar rodeado de tantos amigos que admiro”, le dice a Página/12 un emocionado Raúl Porchetto. Es que la Legislatura porteña lo distinguió como Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por su aporte en el campo de la música y los derechos humanos. “La idea de reconocerlo tiene que ver con su participación en Arte por la Paz y además por su trayectoria musical. Con sus canciones retrató momentos importantes de la vida social y política argentina: en ‘Reina madre’ se manifestó sobre la guerra de Malvinas y luego le cantó a la vuelta de la democracia con ‘Che, pibe, vení, votá’. Es una persona que tiene una visión muy humanista”, le explica a este diario el diputado Aníbal Ibarra, impulsor de la iniciativa junto a la legisladora Gabriela Alegre.

“Que esa gente a la que quiero tanto esté compartiendo este premio, que más que de la Legislatura es de la vida, a mí me hace sentir lleno, agradecido. Parafraseando a Gustavo Cerati, ‘gracias totales’. Gracias a la vida”, se le escuchó decir a Porchetto, frente a una platea llena de amigos y compañeros de ruta: León Gieco, Antonio Tarragó Ros, la Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Taty Almeida, Gastón Pauls, Emilio Del Guercio, Fabiana Cantilo, Marcelo Torres, Juanse, Machi Rufino, Laura Kornblihtt y Rubén Andón (de Arte por la Paz), entre otros, fueron de la partida. Y hubo también un saludo especial de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien lo reconoció por su “compromiso” y resaltó su calidad humana. Al final del acto, que se llevó a cabo en el salón San Martín, todos juntos cantaron el clásico “Algo de paz”. “Son todos músicos que admiro y respeto mucho”, se sincera Porchetto, y se explaya: “La canción a veces contiene una energía especial más allá de las palabras y la música. Y el ADN de esa canción tiene que ver con la paz, con el cambio. El rock argentino fue un bastión durante la dictadura. A través de la canción uno puede llegar desde otro lugar, te transporta. Bien aplicada puede producir cambios increíbles”.

El compromiso social que siempre caracterizó al músico y compositor se refleja actualmente en el colectivo cultural Arte por la Paz, que encabeza junto a Estela de Carlotto y León Gieco. “Es un movimiento que comenzamos porque son tiempos en los que la violencia es estructural; la gente lamentablemente convive con ella”, explica Porchetto. “Entonces, creo que mi generación tiene la obligación de pasarle la posta a las que vienen atrás: la paz es una concentración de poder y hay que luchar desde ahí, es lo más revolucionario. A la violencia se le puede hacer frente desde una actitud activa y pacífica. Pero la paz necesita articularse y una de las formas es a través del arte. La idea, entonces, es poner en funcionamiento su potencial y mostrarle a los pibes que hay otras opciones para construir.” Según su manifiesto, Arte por la Paz –que reúne a músicos, actores, poetas, fotógrafos y artistas plásticos– busca “promover en cada rincón de la Argentina y el mundo valores como la convivencia, la solidaridad, la justicia, la igualdad y la verdad”.

Para Antonio Tarragó Ros, “Raúl siempre ha sabido la diferencia entre la magia y los trucos. Y él siempre se quedó con la magia. Por eso lo quiero tanto y estoy tan agradecido de estar acá”, dijo durante la ceremonia. A su turno, Gieco también expresó su afecto, que viene de larga data: “A Raúl lo conozco desde hace 45 años. Nos empezamos a querer porque hablamos el mismo idioma, nos gustaba la misma música. Me considero no un amigo, sino ya un hermano”. Gastón Pauls, en tanto, recordó que una de las primeras canciones que lo emocionó, a los diez años, fue “Algo de paz”. “Mi padre me decía, en medio de la guerra de Malvinas, que ciertos festejos por esa guerra no eran demasiado justos y que iban a caer muchos chicos. A los 10 años tenía un conflicto grande, las maestras me hablaban de otra cosa. Entonces, entendí que había alguien que estaba haciendo emocionar a muchos jóvenes. Hoy mis hijos cantan ‘Algo de paz’. Eso es lo que consigue un artista, un mago”, remató el actor.

Compartir: 

Twitter
 

Antonio Tarragó Ros, León Gieco, Aníbal Ibarra y Gastón Pauls, algunos de los que hablaron en el encuentro.
Imagen: Rubén Andón
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.