espectaculos

Viernes, 22 de febrero de 2013

HISTORIETA  › EL LIBRO TEATRO EN VIÑETAS ADAPTA DOS OBRAS FUNDAMENTALES

Dibujos sobre las tablas

Alejandro Farías, junto a Hurón y Carlos Aón, pone en cuadritos dos textos notables del teatro contemporáneo: Yepeto, de Tito Cossa, y Venecia, de Jorge Accame. Lo que se debate en ambas piezas es la existencia del amor como relato.

 Por Andrés Valenzuela

Vaya uno a saber por qué las adaptaciones a historieta se desarrollaron mucho más cerca de la literatura que del teatro. Cosa rara, porque el guión que le llega a un dibujante está mucho más emparentado con el texto dramatúrgico que con la prosa literaria. Ambos, guión y dramaturgia, son textos incompletos que sólo cobran forma con la interpretación de otro: un plumín, un actor. En la historia de la historieta argentina hay pocos casos de adaptaciones. Ese es uno de los varios motivos por los que conviene saludar la aparición de Teatro en viñetas, en el que Alejandro Farías adapta junto a Hurón y Carlos Aón dos clásicos de las tablas contemporáneas nacionales: Yepeto, de Tito Cossa, y Venecia, de Jorge Accame.

El libro, publicado por el sello porteño-nicoleño LocoRabia cuenta con el apoyo del Instituto Nacional del Teatro, y en este sentido encaja también con el proyecto editorial que lo cobija, que con el correr de los años supo encontrar en distintas instituciones aliados para ampliar los márgenes de lectura y llegada de sus publicaciones.

Aquí la adaptación de las obras originales fluye naturalmente. Si por momentos en las adaptaciones se encuentran pasajes en los que sólo un farragoso texto puede cubrir la narrativa, aquí no sucede eso. Ni siquiera en Yepeto, que por sus características corre el riesgo de convertirse sencillamente en dos cabezas parlantes. Hay varios motivos para esto: por un lado, ninguna de las dos obras se adapta en su totalidad, sino sólo en fragmentos esenciales. Con esto se mantiene concentrada la acción. Por otro lado, el trabajo de los dibujantes es fundamental, ya que ponen particular énfasis en la “actuación” de sus personajes dibujados, de notable expresividad. Son los cuerpos y los gestos, no sólo las palabras, los que mantienen el tono de las obras.

Cuando se observa con detenimiento los pasajes elegidos de cada obra, es posible encontrar un vínculo entre ambos. Lo que se debate en una y otra obra es la existencia del amor como relato, que no necesariamente significa ficción ni mentira, pero sí construcción mítica. La situación de la vieja madama ciega que quiere visitar la ciudad de su amado Don Giacomo y sus “chicas” que la engañan para cumplirle el sueño, no está muy lejos de las conclusiones a las que llega el docente de Yepeto, enredado con la pareja de adolescentes. Es el amor como ilusión no sólo en términos de lo que vendrá, sino en cuanto aquello que se imagina o se desea, además de como motor para actuar.

La tarea de Farías parece ser casi la de un curador, en el sentido de tomar instantes de dos obras y ponerlos allí a dialogar. Pero también hay un trabajo muy inteligente del autor, desbrozando detalles que sobran en la narrativa visual y agregando otros que se suponen o se sugieren apenas en la dramaturgia de Cossa y Accame.

Aquí hace buena dupla con sus dos compañeros. Con Aón, en Venecia, que sostiene muy bien los pasajes más líricos y soñadores de la madama, integrándolos sin dificultad a la realidad y la fantasía que la rodean. Aón emplea la tinta con trazos finos y marcados, usa rostros y narices angulosas, y construye muy bien el verosímil.

Para Yepeto, Hurón recurre a enfoques muy marcados (muchos contrapicados al dibujar los rostros) y sortea bien las dificultades del diálogo constante introduciendo secuencias aludidas por los personajes. Los lápices parecen escaparse bajo el entintado y dotan de mucha intensidad a las escenas.

De acuerdo con el proyecto de la editorial, Teatro en viñetas es el primero de varios volúmenes por salir –esperan– al ritmo de uno por año, sobre obras argentinas y con temáticas comunes. Será cuestión de estar atentos y ver qué se dibuja sobre las tablas.

Compartir: 

Twitter

En el libro se proyecta la “actuación” de los personajes.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.